En la ceremonia que se llevó a cabo en el Gran Palacio del Kremlin en Moscú, el jefe de Estado ruso, Vladimir Putin  fue investido por cuarta vez y juró "defender la soberanía y la independencia, la seguridad y la integridad territorial del Estado, y servir al pueblo con lealtad"

Vladimir Putin asumió su cuarto mandato

En la ceremonia que se llevó a cabo en el Gran Palacio del Kremlin en Moscú, el jefe de Estado ruso, Vladimir Putin  fue investido por cuarta vez y juró “defender la soberanía y la independencia, la seguridad y la integridad territorial del Estado, y servir al pueblo con lealtad”

A bordo de una lujosa limusina de fabricación rusa, Putin arribó a la residencia presidencial en donde aguardaban más de 6.000 invitados.

Ministros del gobierno saliente, diputados y senadores, miembros del cuerpo diplomático, autoridades civiles, eclesiásticas, militares y otras personalidades relevantes presenciaron en vivo y en directo este evento que se transmitió a toda la población rusa por televisión

Allí, frente a una nación expectante y con su mano derecha posada sobre la Carta Magna, juró también “respetar y defender los derechos y las libertades de las personas y los ciudadanos; cumplir y defender la Constitución”.

“Considero mi deber y el sentido de mi vida hacer todo por Rusia, por su presente y futuro, de paz y progreso; por cuidar de nuestro gran pueblo y de su desarrollo, por el bienestar en cada familia rusa”, añadió el líder nacional ruso.

Luego de varios períodos que gozaron de gran apoyo popular, Putin agradeció a la ciudadanía rusa su unidad y confianza en que “mucho puede cambiarse para mejor”. “Y quiero otra vez decir gracias. Gracias por el nivel de apoyo sincero que ustedes, ciudadanos de Rusia, me brindaron en las elecciones presidenciales”, expresó desde el púlpito.

Minuto de cierre