El 18 de julio de 1994 una bomba destruyó el histórico edificio de la AMIA, institución central de la comunidad judía argentina

18 de julio : Atentado a la AMIA

El 18 de julio de 1994 una bomba destruyó el histórico edificio de la AMIA, institución central de la comunidad judía argentina. Se llevó 85 vidas y dejó cientos de heridos en el ataque antijudío más grande desde la Segunda Guerra Mundial.

Dos años antes, otro atentado terrorista había volado la Embajada de Israel en Buenos Aires, provocando decenas de muertos. En ninguno de los dos casos se hizo justicia. El dolor, entonces, no cesa.

 

Atentado a la AMIA

A las 9:53 del 18 de julio de 1994 se produce una explosión en el edificio de la AMIA, que las investigaciones aún no han podido determinar fehacientemente si se debió a un coche bomba o al material explosivo

18 de julio : Atentado a la AMIA
18 de julio : Atentado a la AMIA

escondido en un volquete de escombros, depositado frente a la entrada de la mutual judía minutos antes de la tragedia.

En pocos segundos la Asociación Mutual Israelita Argentina y varios edificios aledaños quedaron reducidos a escombros. En el atentado murieron 85 personas y otras 300 resultaron heridas. 67 de las victimas se encontraban dentro de la AMIA y otras 18 en la vereda o en edificios aledaños.

Podría interesarte también !!!  5 de diciembre: Día Internacional del Voluntariado

El peor ataque terrorista

Fue el peor ataque terrorista y acto antijudio en Argentina después de la Segunda Guerra Mundial. Más de 1000 viviendas y comercios cercanos quedaron destruidos, la pérdida de gas en la zona fue de gran magnitud, la onda expansiva arrasó con toda la cuadra de Pasteur al 600-700, lanzando autos, árboles, carteles y personas por los aires; los vidrios de las ventanas de las viviendas y negocios estallaron hasta a seis cuadras a la redonda.

La gran mayoría de los heridos fueron trasladados al Hospital de Clínicas ubicado en Av. Cordoba y Pasteur (a solo unas cuadras) otros trasladados a hospitales públicos cercanos.

Tras el atentado en su momento, la AMIA empezó a funcionar en Ayacucho 632 como centro de información sobre las victimas y sede alternativa que en poco tiempo las funciones relacionadas a la institución funcionaron correctamente en especial los servicios sociales.