Un día como hoy, pero en 1886 fallecía en su quinta de Belgrano el multifacético José Hernández:

21 de octubre: fallecimiento de José Hernández

Un día como hoy, pero en 1886 fallecía en su quinta de Belgrano el multifacético José Hernández.

Un poeta, periodista, orador, comerciante, contador, taquígrafo, estanciero, soldado y político, que nos dejó -entre otras cosas- el Martín Fierro. Te contamos cómo fue su vida y obra.

José Rafael Hernández y Pueyrredón nació el 10 de noviembre de 1834 en la chacra de su tío, Don Juan Martín de Pueyrredón, hoy convertida en el Museo José Hernández del partido de San Martín, en Buenos Aires.

La infancia de José Hernández

A los cuatro años leía y escribía, luego asistió al colegio de don Pedro Sánchez. Su madre falleció cuando él tenía nueve años y su padre, que era capataz en la estancias de Rosas, lo llevó a vivir al campo por recomendación médica, ya que a pesar de su juventud, se encontraba enfermo.

Es ahí, en ese entorno campestre, que José Hernández toma contacto con gauchos e indios: conoció sus costumbres, su mentalidad, su lenguaje y su cultura. Aprendió a quererlos, a admirarlos, a comprenderlos, y también, a entender sus dificultades en la vida cotidiana.

Podría interesarte también !!!  2 de diciembre: Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud

Inició su labor periodística en el diario “El Nacional Argentino” con una serie de artículos en los que condenaba el asesinato de Vicente Peñaloza, publicados como libro bajo el título “Rasgos biográficos del general Ángel Peñaloza”.

Fue diputado y senador de la provincia de Buenos Aires. A los 35 años fundó el diario “El Río de la Plata”, donde defendió a los gauchos y denunció los abusos cometidos por las autoridades de la campaña.

Debido a los continuos enfrentamientos civiles durante los años ’50 y ’60, se vio obligado a viajar: vivió en Brasil, en Entre Ríos y Montevideo (Uruguay). En 1870 pudo volver al país.

El Martín Fierro de José Hernández

Este poema de género gauchesco se convirtió en la pieza literaria del más genuino folklore argentino y fue traducido a numerosos idiomas.

Podría interesarte también !!!  Nuevo avión presidencial, Tango 01

El libro es considerado la culminación de la llamada literatura gauchesca y es una de las grandes obras de la literatura argentina. Comenzó a venderse en las zonas rurales y era leída en grupo, en fogones o pulperías, y su gran éxito se debió a que pintaba con veracidad las vicisitudes del gaucho y los paisanos se reconocían en la desgracia del protagonista.

Su inesperado éxito entre los habitantes de la campaña lo llevó en 1879 a continuarlo con “La vuelta de Martín Fierro”, edición ilustrada por Carlos Clérice.

José Hernández llevó a la literatura la vida de un gaucho contándola en primera persona, con sus propias palabras e imbuido de su espíritu.

A través de la poesía consiguió un gran eco para sus propuestas y el Martín Fierro fue su más valiosa contribución a la causa de los gauchos.

 

5/5 - (1 voto)