El 22 de enero de 1944 se conocían Juan Domingo Perón y Eva Duarte la historia de amor que cambiaría la historia de la Argentina para siempre.

22 de enero: Juan Domingo Perón y Eva Duarte

El 22 de enero de 1944 se conocían Juan Domingo Perón y Eva Duarte la historia de amor que cambiaría la historia de la Argentina para siempre.

El encuentro Perón y Evita

La noche del 22 de enero de 1944, la orquesta de Francisco Canaro volvió a sonar junto a las voces de Libertad Lamarque, Hugo del Carril y la típica de Juan D´Arienzo, en el festival en el Luna Park a beneficio de las víctimas del terremoto en San Juan.

Y bajo esos compases se conocieron Evita y Perón naciendo así una hermosa historia de amor, que da luz al más grande movimiento popular de la historia Argentina.

La convocatoria (de la Secretaría de Trabajo y Previsión para ayudar a las víctimas del terremoto de San Juan) acudieron un centenar de artistas. Se sentaron en semicírculo y esperaron que les dijera qué se esperaba de ellos. (…)

Propiciaremos –les dije- una gran colecta pública, con participación de quienes han sabido ganarse las simpatías populares. (…)

Evita: La actriz de radio

No bien expuse la breve opinión de las autoridades, dejando en claro la preocupación que trasuntaba, pensé en dar al evento un cauce popular; ahí mismo surgió, pidiendo la palabra, una mujer de gran belleza, que reclamaba ser oída: “¿Señor coronel, ha terminado de hablarnos? ¿Le permitiría opinar a esta actriz de radio?”

Podría interesarte también !!!  11 de Junio: Nace Leopoldo Marechal

Parecía haberse tomado el tiempo suficiente para observarnos, quizás había medido bien sus posibilidades de colaborar y entendió que éste era su momento. Hasta ese instante yo no la había distinguido, ya que no tuve tiempo de hacerlo.

 

La invité a compartir nuestro estrado y desde allí ella concretó su idea: “¿No les parece que la cuestión primordial es saber qué puertas y en qué lugar hemos de golpear? Adelanto mi parecer: el dinero habrá que buscarlo entre quienes lo tienen”.Repasé su figura. Se trataba de una actriz de radioteatro, que se asomaba apenas en un medio muy salvaje, muy competitivo.