El día Internacional de la Radio se estableció en el año 1970, al cumplirse 50 años desde la histórica transmisión llevada a cabo el 27 de agosto de 1920 desde las terrazas del Teatro Coliseo de la ciudad de Buenos Aires.

27 de agosto: Día internacional de la radio

El día Internacional de la Radio se estableció en el año 1970, al cumplirse 50 años desde la histórica transmisión llevada a cabo el 27 de agosto de 1920 desde las terrazas del Teatro Coliseo de la ciudad de Buenos Aires.

Donde se completó por primera vez la emisión de un programa de radio en su totalidad, encabezado por Enrique Telémaco Susini, y secundado este por Luis Romero Carranza, César Guerrico y Miguel Mujica.

Esa jornada llenaron los aires con las voces de Sara César y Aldo Rossi Morelli, interpretando la ópera Parsifal de Richard Wagner.

La Radio la pasión de Susini

27 de agosto: Día internacional de la radio
27 de agosto: Día internacional de la radio

Susini no sólo se destaco en nuestro ámbito si no en el mundo , fue uno de los más notables de su época , no podemos perdonarnos que los hombres que amamos la radiodifusión , la cultura , la ciencia y el arte dejar de por lo menos un testimonio de este ser humano inigualable y en lo mínimo comentarles aunque sea unas pequeñas líneas dedicarle un homenaje merecido.

Lo hacemos a tráves de TELPIN una de las tantas empresas fundadas por este empresario inagotable…

Cooperativa Teléfonica Pinamar Ltda. – TELPIN –  recuerda al Dr. Susini,  como el inspirador y motor inicial de la Institución; si fuera sólo por ello ya tendría bien ganado un lugar en el afecto de los pinamarenses, pero…

La primera transmisión radiofónica del mundo ocurrió un  27 de Agosto de 1920 y así anunció el Dr. Enrique Telémaco Susini el concierto que se daba en el Teatro Coliseo de Buenos Aires: “

Podría interesarte también !!!  14 de abril: Día de las Américas

Señoras y señores, la Sociedad Radio Argentina les presenta hoy el Festival Sacro de Ricardo Wagner, Parsifal, con la actuación del tenor Maestri, la soprano argentina Sara César, el barítono Rossi Morelli y los bajos Cirino y Poggi, todos bajo la dirección de Félix Weintgartner, secundados por el coro y orquesta del Teatro Constanzi de Roma.”

 La memorable transmisión de radio duró tres horas a partir de las 21 de aquel día y el Dr. Susini fue –sin proponérselo- el primer locutor y conductor de radio del mundo.

El hecho histórico desde el Coliseo

Muchos expertos e historiadores sobre el tema coinciden que hasta ese día histórico de 1920 lo que había habido, era radiotelefonía, (cuando dos personas u operadores se comunican entre sí) pero esa noche inolvidable, desde el teatro Coliseo, se había hecho radiofonía (cuando la transmisión se realiza para ser captada por un  público masivo y el emisor no dialoga con el receptor).

Si bien hay opiniones opuestas,  la prestigiosa Enciclopedia Británica reconoce, que la radiofonía es un  invento argentino.

Sesenta y siete días después aparece, en Estados Unidos, la segunda emisora comercial del mundo; Susini y  sus amigos eran ya históricos pioneros.

En “Días de Radio” (Ulanovsky, Merkin, Panno y Tijman) dicen, para zanjar la polémica: “la del 27 de Agosto de 1920 fue la primera transmisión del mundo. Porque fue la primera pensada para público en general y porque fue realizada con propósitos de continuidad a pesar de su evidente carácter experimental”.

Podría interesarte también !!!  15 de abril: Estallan bombas en Plaza de Mayo

En 1934 representantes de cuarenta países se reunieron en Buenos Aires para el primer Congreso Internacional de Radio y reconocieron que la transmisión desde el Teatro Coliseo, ocurrida el 27 de Agosto de 1920, fue la primera transmisión radiofónica del mundo. Los congresistas resolvieron que en esa fecha se celebrara el Día Internacional de la Radio.

Es curioso, pero todos los 27 de agosto cuando las radios del país celebran el Día de la Radiofonía Argentina muy pocas emisoras recuerdan a su ilustre inventor y muchas menos que ese día es, también, el Día Internacional de la Radio.

No extraña entonces, que este argentino increíble, a pesar de su brillante genio y su inagotable esfuerzo para llevar adelante las más notables empresas -tan variadas como exitosas- no sea conocido por la mayoría de sus compatriotas.

Parece que la fama y la popularidad son inversamente proporcionales a la importancia de los servicios que los grandes hombres prestan a sus semejantes o que, los argentinos nos resistimos a valorar nuestras propias creaciones y éxitos.

Creemos que la  fructífera vida de quien además fuera vecino y pionero de Pinamar, plena de trascendentes realizaciones, merece ser conocida por todos.