Gualeguaychu cuenta con una unidad de control para medio ambiente

El director General de Fiscalización y Control Ambiental, a cargo de la Secretaría de Ambiente de la provincia, Horacio Melo firmó este lunes con el viceintendente de Gualeguaychú, Jorge Maradey, el contrato de comodato por el cual el organismo provincial cede a la comuna una camioneta Renault Sandero Stepway que será usada única y exclusivamente para la realización de tareas de monitoreo de los efluentes del Parque Industrial Gualeguaychú, tal cual lo solicitado por el juez Mario Figueroa en la medida cautelar. Desde el comienzo, el gobierno provincial ha colaborado y dado muestras de buena predisposición para llevar adelante las tareas que deben realizarse en el PIG, tal como lo establece la medida del juez Figueroa.

El vehículo servirá para el traslado exclusivo del personal a tal fin, con afectación exclusiva e indelegable a dichas actividades, quedando expresamente estipulado entre las partes contratantes su prohibición de asignarle otra función y destino.
Además del vehículo, el organismo provincial se comprometió a otorgar un aporte no reintegrable de 180.000 pesos que también permita al municipio efectuar el pertinente monitoreo con la asistencia técnica a través del recurso humano calificado y de residencia en la zona. Esto fue acordado en noviembre pasado mediante la rúbrica de un convenio entre Melo y el intendente Martín Piaggio.

Medida cautelar
Cabe recordar que en 2017 el juez de Garantías y Transición Nº 1, Mario A. Figueroa, resolvió “disponer el monitoreo permanente y diario en la salida de la planta de tratamiento del parque industrial, a los fines de evitar la salida de plomo desde el caño madre y de que se disminuyan los límites de Demanda Biológica de Oxígeno permitida legalmente”.
Textualmente la medida dice que “ésta deberá ser llevada a cabo por la Municipalidad de Gualeguaychú, y en caso que lo requiera solicitar colaboración a la Secretaría de Ambiente de la provincia. En caso de constatarse dichas existencias se procederá a la clausura de las empresas que pudieran desechar tales residuos, y en el caso de no localizar dicha empresa, se clausure directamente la salida de la planta de tratamiento de efluentes líquidos del Parque Industrial Gualeguaychú”.