Marita Verón fue secuestrada en San Miguel de Tucumán el 3 de abril de 2002. Tenía entonces 23 años y vivía con su pareja, David Catalán, padre de su hija Sol Micaela.

3 de abril: Secuestran en Tucumán a Marita Verón

Marita Verón fue secuestrada en San Miguel de Tucumán el 3 de abril de 2002. Tenía entonces 23 años y vivía con su pareja, David Catalán, padre de su hija Sol Micaela.

Por recomendación de una vecina, Patricia Soria, enfermera de la Maternidad de San Miguel de Tucumán había acudido allí para colocarse un DIU. El 3 de abril debía volver para hacerse unos estudios ginecológicos; le habían remarcado que debía acudir con su DNI.

Susana Trimarco, su madre, empezó a buscarla al ver que no regresaba a la hora prevista. Ese mismo día hizo la denuncia correspondiente. La intensa búsqueda que comenzó Susana hizo que empezaran a surgir indicios y testigos que afirmaban haber visto a su hija y que le indicaban que podía haber sido llevada a La Rioja.

Con el testimonio de una víctima rescatada, Fátima M., surgieron nombres como Liliana Medida, madama que regenteaba varios prostíbulos de la provincia, sus hijos Gonzalo Gómez y el Chenga Gómez, que también estaban en el “negocio familiar”.

Fátima sostuvo haber dormido junto a Marita en la casa de Daniela Melhein en Yerba Buena, Tucumán, a donde había sido trasladada desde La Rioja y luego vuelta a trasladar.

Podría interesarte también !!!  26 de septiembre: Nace Cosme Mariano Argerich

Así, a lo largo de los años, otras víctimas rescatadas o bien que lograron escapar de las redes de trata afirmaron haber compartido cautiverio con Marita, haber estado presente cuando la llevaban a la Rioja y haber visto cómo modificaban su aspecto mediante tintura del cabello y lentes de contacto de color.

Los padres de Marita, la investigación policial y los sucesivos fiscales que intervinieron en la causa han sostenido que se trató de un secuestro con fines de trata de personas para la prostitución.

 

Trimarco se presentó en la Justicia tras la orden del juez

Tras aclarar que nunca había sido notificada sobre una citación para declarar en una causa en la que se investiga el destino de fondos públicos que había recibido la fundación que presidente, Susana Trimarco se presentó en el Juzgado Federal 1 de San Miguel de Tucumán para ponerse a disposición del juez Daniel Bejas.

La madre de Marita Verón debe declarar por una supuesta defraudación al Estado por un anticipo de $ 5,6 millones que la Fundación María de los Ángeles recibió de parte del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para hacer obras públicas.

Podría interesarte también !!!  24 de septiembre: Se crean los primeros Colectivos

El miércoles 20 de marzo del corriente año, la justicia había lanzado una búsqueda a través de varios medios para dar con el paradero de Trimarco, quien vive desde hace tres años en la ciudad de Córdoba donde estudia su nieta Micaela, hija de Marita, la joven que fue secuestrada el 3 de abril de 2002.

Según explicó la activista contra la trata de personas, ella decidió acompañar a su nieta y se mudó después de haber recibido varias amenazas y enfrentar atentados en su casa de Tucumán, domicilio al que la justicia la habría ido a buscar ahora para citarla.

Trimarco, el secretario de la Fundación, Gastón Robles, y la tesorera, Alicia Trimarco (prima de la Susana) fueron citados para dar explicaciones por los fondos públicos.

Trimarco creó la Fundación María de los Ángeles luego de la desaparición de su hija “Marita” para darle contención a otras mujeres. El gobierno de Cristina Kirchner le entregó $5,6 millones y un predio, el del exhospital Militar, para que allí construyera un jardín para hijas de víctimas de trata, pero la obra nunca empezó.