El 6 de abril de 1994 se encontró el cuerpo sin vida del soldado Omar Carrasco,  un joven oriundo de la localidad de Cutral-Có, al pie de un cerro, en terrenos del regimiento donde realizaba el servicio militar obligatorio.

6 de abril: A 26 años de la muerte del soldado Carrasco

El 6 de abril de 1994 se encontró el cuerpo sin vida del soldado Omar Carrasco,  un joven oriundo de la localidad de Cutral-Có, al pie de un cerro, en terrenos del regimiento donde realizaba el servicio militar obligatorio.

Había sido asesinado mediante una feroz paliza el  6 de marzo de ese año en el Grupo de Artillería 161 de Zapala, en la provincia de Neuquén. Tres días antes se había incorporado  a esa Fuerza como un simple conscripto.

Ante la ausencia de Omar, las autoridades del destacamento le habían informado a sus padres que Carrasco había desaparecido, por tanto era considerado un “desertor”. Sin embargo la familia de Carrasco desconfió de esa versión y comenzó la búsqueda del joven y de la verdad sobre su paradero.

La conmoción

La aparición del cadáver provocó gran indignación en la sociedad toda y sacudió las bases del Ejército, que vio tambalear su credibilidad .La Justicia Federal de Zapala demoró las pesquisas formales y dejó el caso en manos militares, que llevaron adelante su propia investigación y culparon del hecho a los responsables de la compañía de Carrasco al momento de su desaparición.

Podría interesarte también !!!  19 de septiembre: Día Nacional del Chamamé

Los culpables

Tras un proceso legal controvertido y plagado de irregularidades, el 31 de enero de 1996 el Tribunal Oral Federal de Neuquén condenó al subteniente Ignacio Canevaro (15 años de prisión), a los soldados Cristian Suárez y Víctor Salazar (10 años de prisión) como autores del crimen y al sargento Carlos Sánchez por encubrimiento (3 años de prisión). Los jueces consideraron que el subteniente había ordenado a los dos conscriptos golpear a Carrasco por abandonar su puesto de guardia.

Posteriormente se descubrieron pruebas adicionales, pero no se profundizaron las investigaciones, sino que se dejó caer la causa hasta su prescripción. El mismo fallo dispuso investigar a los jefes militares que ocultaron el crimen.

No obstante, el Tribunal Oral Federal de Neuquén sobreseyó en junio de 2005 a los siete militares que quedaban procesados en el caso por encubrimiento y falsedad ideológica, de 11 imputados iniciales.

En el año 2000 habían salido de prisión Suárez y Salazar, y cuatro años después, fue el turno de Canevaro, beneficiados todos por la llamada “Ley del 2×1”. El primer juez de la causa, Rubén Omar Caro, fue suspendido y sometido a juicio político.

Podría interesarte también !!!  17 de septiembre: Día del Psicopedagogo

El caso Carrasco aceleró la derogación del servicio militar obligatorio (Ley 3.948), lo que finalmente se concretó en septiembre de 1994.