Camilo Cienfuegos Gorriarán nació un 6 de febrero de 1932. El Comandante del Pueblo, El Señor de la Vanguardia, Héroe de Yaguajay o el héroe del sombrero alón es reconocido, como Fidel Castro, el Che Guevara

6 de febrero: Nacia Camilo Cienfuegos Gorriarán

Camilo Cienfuegos Gorriarán nació un 6 de febrero de 1932. El Comandante del PuebloEl Señor de la VanguardiaHéroe de Yaguajay o el héroe del sombrero alón es reconocido, como Fidel Castro, el Che Guevara, Raúl Castro y Juan Almeida, parte del grupo compacto que logró el triunfo de la Revolución Cubana.

Murió en condiciones todavía no aclaradas. Unos dicen que fue derribado por la defensa antiaérea cubanas; otros, que fue asesinado por la CIA. La versión oficial indica que cayó al mar en una avioneta.

Ni su cuerpo ni él fueron encontrados.

Camilo y el Che

Hoy de nuevo el mar y los ríos de Cuba se visten de flores en el nuevo aniversario de la desaparición física de Camilo Cienfuegos Gorriarán. Y también se cumplirán 61 años de la Campaña de Las Villas, en la que Camilo y Ernesto Che Guevara, grandes amigos, brillaron como jefes de sus columnas. 

Radio Rebelde, la emisora guerrillera, hizo inmortal la frase que todavía hace vibrar a quienes la escuchan. Octubre la reitera desde que la historia quiso atrapar en un mes la dimensión de sus hazañas.

Como si el contacto de los jefes de las columnas invasoras a través de las hondas de la planta fundada por el Che a principios de ese propio 1958, hubiese quedado eternizado como símbolo de una amistad que hasta en los más duros momentos encontró espacio para la broma, para la amistad sincera y el respeto de los héroes.

Los meses previos al triunfo de la Revolución dejaron en suelo espirituano una huella de esa relación entrañable entre Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara, recogida en las páginas del libro El Joven Kmilo, del también invasor William Gálvez.

Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara
Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara

El 25 de noviembre, Camilo y parte de su tropa acampan en Juan Francisco; los restantes continúan hacia la comandancia, en los montes de Alicante. Ese día Pinares es designado para operar con su pelotón en los alrededores de Camajuaní. También se recibe el tan esperado mensaje de Che, en que cita a su entrañable hermano de armas para El Pedrero, en el Escambray.

Rumbo a ese destino, a caballo, parte el Señor de la Vanguardia con varios invasores el 27 de noviembre. En el cruce de la Carretera Central abordan un jeep, y en él arriban a su meta en la noche del 29 de noviembre.

El encuentro entre los dos ya legendarios comandantes invasores se manifiesta a la altura de su profunda amistad. Ambos se muestran sinceramente emocionados por verse de nuevo y estar juntos en aquella provincia.

Más tarde vienen las conversaciones relacionadas con los problemas en dicho territorio y cómo se van solucionando. Por su parte, nuestro jefe narra los encontrados en la zona norte y las soluciones que les ha venido aplicando. Luego tratan sobre los planes de continuar la invasión. Como colofón, por supuesto, no faltan las bromas que Camilo hace a Che. Almuerzan y hacen práctica de tiro con pistola.

El 30 de noviembre, segundo aniversario del alzamiento en Santiago de Cuba, el Che comunica a Camilo que por la subida de Fomento a El Pedrero vienen dos tanques Sherman, una tanqueta y más de cien “casquitos”.

Nuestro jefe asume el mando del personal que está emboscado en El Pedrero. Ordena disparar sólo cuando el enemigo esté bien cerca, y tiro a tiro, para ahorrar parque. Una avioneta se mantiene dando vueltas sobre el territorio rebelde.

Por la tarde llega la noticia de que los guardias que vienen por el camino de Santa Lucia, siguen avanzando y pronto llegarán a Manacas, donde el Che acampa. En ese lugar también se encuentran el transporte de la tropa de la “Antonio Maceo” y las bombas que se espera poder trasladar a nuestra Zona Norte.

Guevara ordena hacer otro frente, entre El Pedrero y Manacas, para defender dicha posición. Ante la inminencia del peligro, se trasladan todas las mercancías para lugares seguros y se manda a buscar a los milicianos, con el propósito de cavar trincheras y abrir una zanja en el terraplén, para evitar el avance de los tanques y carros blindados. Más tarde se recibe la noticia de que los vehículos y las demás unidades militares han comenzado a retirarse.

Donde se encuentran los invasores de la “Antonio Maceo”, el enemigo no se ha dispuesto a entrar en combate, lo que permite que se  cocinen algunas gallinas y se descanse. Luego Camilo y sus acompañantes se dirigen en un jeep donde se encuentra Che, pero el primero se muestra preocupado por no tener noticias de su tropa.

Las humoradas de Camilo hacia el Che

La presencia del famoso guerrillero argentino atrajo a muchos vecinos del batey. Al percatarse de la curiosidad de los pobladores del lugar, Camilo se dirige a Che:

—Tú sabes que cuando triunfemos me voy a hacer rico contigo.

—Dejate de bromas, que tengo que irme…

—No, no es broma… Te voy a meter en una jaula y recorreré el país cobrando a medio la entrada para verte.

—Tú siempre con tus camiladas —expresa Che, sonriente.

Un día después, la toma de Santa Clara y la rendición del cuartel de Yaguajay engrandecerían la hazaña de los invasores y abriría el camino para el recibimiento del enero luminoso de 1959. Camilo y Che emprenderían nuevas acciones, pero su estancia en suelo espirituano contribuiría a reafirmar la solidez de una amistad eterna.

Podría interesarte también !!!  23 de septiembre: Día del voto Femenino