La Justicia autorizó a la Aduana a inspeccionar,  5 contenedores para detectar $ 1.000 millones de mercadería ilegal, que comprendía principalmente juguetes, anteojos y cierres.

Aduana detectó $ 1.000 millones de mercadería ilegal

La Justicia autorizó a la Aduana a inspeccionar,  5 contenedores para detectar $ 1.000 millones de mercadería ilegal, que comprendía principalmente juguetes, anteojos y cierres.

Pero también alimentos típicos ok del consumo chino -desde ese país provienen los contenedores- en mal estado. En los próximos días se abrirán los restantes 14 contenedores, por lo que el fraude marcario y la posible sobrefacturación podrían llegar a los $ 4.000 millones.

Mercadería irregular

De acuerdo al comunicado emitido por la Aduana, “en base a controles de gestión, cruces de información y análisis de riesgo, se llevaron a cabo procedimientos operativos tendientes a evitar el libramiento a plaza de 5 (cinco) contenedores con más de 95 toneladas de mercaderías en situación irregular, valuadas en U$S 6,5 millones de dólares estadounidenses”.

El mismo comunicado señala que “la mercadería que pretendió ingresar al país consistía mayoritariamente de juguetes, lentes pregraduados, maquillaje y cierres para indumentaria; todas carentes de las correspondientes certificaciones de terceros organismos y en gran cantidad de casos, la mercadería resultó ser falsificada. Los contenedores traian una pequeña carga que consistía en alimentos y comestibles sin un mínimo de salubridad y carente de la intervención de la ANMAT”.

Desfalco

“La Aduana acaba de evitar una maniobra de ingreso ilegal de mercadería por aproximadamente $ 1.000 millones de pesos. Estamos hablando de 5 contenedores, son 35 millones de juguetes, 10 millones de pares de anteojos y 7 millones de cierres”, explicó el Director General de Aduanas, Guillermo Michel, mientras recorría el depósito fiscal Genpol.

Podría interesarte también !!!  3 de octubre: Día del Odontólogo

La mercadería secuestrada estaba conformada por tres grandes rubros. Entre ellos: 35.000.000 juguetes por un valor en plaza de casi $ 293 millones de pesos, 9.950.000 millones de anteojos por un valor de $ 313 millones de pesos y 7.000.000 cierres por aproximadamente $ 13 millones de pesos.

 

La red descubierta

De acuerdo a información disponible en la Aduana y en el juzgado penal económico 3, que no se hizo pública, las recurrentes operaciones en Genpol eran posibles gracias a la intervención -o falta de ella- de la Dirección de Investigaciones, el propio depósito Genpol, el importador Tilcal y un poderoso despachante.

Por ahora, ni la Aduana avanzó en un sumario interno, ni la Justicia direccionó la investigación en ese sentido, pero la clave de todo es el “canal verde” (importaciones sin control, supuestamente por ser confiables) que la Direccion de Investigaciones le permitía a Genpol. Todas las autoridades de esa dependencia fueron desplazados; entre las cuales hay aduaneros de carrera, otros que autoportaban kirchnerismo, y uno que reporta -o eso dice- a uno de los asesores habituales del director de Aduanas.

La inspección realizada, que se hizo pública, fue elogiada por los sectores económicos afectados por este tipo de importaciones irregulares.

Podría interesarte también !!!  "La UCR debe competir con una fórmula radical" Facundo Manes

Sectores afectados

El presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, Emmanuel Poletto dijo: “la cámara está acá participando de este operativo que realmente nos pone muy contentos porque hay 35 millones de juguetes que se pretendian ingresar al país sin cumplir ninguna norma de seguridad. Hay que destacar que estamos en la cercanía del día del niño y esta cantidad importantisima de juguetes iban a generar un daño importante a la industria nacional”.

Asimismo, el presidente de la Cámara Argentina de la Industria Óptica, Norberto Fermani dijo: “estamos ante un hecho totalmente irregular, un operativo que por lo menos en mi caso como presidente de la industria óptica no lo he visto en décadas. Es manifiesto que acá hay un ilícito de magnitud”. Mientras que

El presidente de CGERA y dueño de Cierres Lynsa, Marcelo Fernández expresó que: “a nosotros nos da mucha satisfacción saber que contamos con una Aduana que piensa en la defensa de la industria nacional, que está atenta a estas malas prácticas que lamentablemente la llevan a cabo empresarios argentinos o firmas que traen esto artículos muy por debajo del precio y tratan de esquivar justamente los impuestos declarándolos de otra forma”.

Necesitamos Tu Calificación !!!