América Latina parece no estar tan afectada por las graves crisis económicas que azotan a los países europeos y a EE.UU. tras el estallido del conflicto ruso-ucraniano

América Latina; Crisis u Oportunidad

América Latina parece no estar tan afectada por las graves crisis económicas que azotan a los países europeos y a EE.UU. tras el estallido del conflicto ruso-ucraniano, las posteriores sanciones antirrusas combinadas con la perturbación de las cadenas de suministro y el agravamiento de la situación energética.

Algunas naciones de la región no solo lograron combatir la inflación, sino también reportaron deflación.

La gestión de los bancos centrales

Aunque sería prematuro hacerse ilusiones, dado que los desafíos principales como el hambre y la alta tasa de pobreza todavía están por resolver, y las tendencias inflacionarias siguen golpeando a países como Argentina, la gestión de algunos bancos centrales sudamericanos puede servir de ejemplo, estiman desde The Financial Times.

A diferencia de los bancos centrales de EE.UU., el Reino Unido y Europa que tardaron en elegir entre la alta tasa de inflación y una recesión (y ahora corren el riesgo de enfrentarse a ambas cosas a la vez), las tasas de interés en los países latinoamericanos empezaron a subirse mucho antes.

Por ejemplo, en Brasil el aumento de tipos de interés se produjo en marzo de 2021, un año antes de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed, por sus siglas en inglés).

La elevación se realizó justo después de que la autonomía del Banco Central brasileño fuera consagrada a nivel legislativo: apenas un mes tras el cambio, el organismo subió agresivamente el indicador del 2 % al 13,75 %, uno de los niveles más altos en el mundo para una gran economía como la brasileña. Esta táctica dio frutos con la inflación bajando del 12,1 % en abril hasta un poco menos del 8 % el mes pasado.

De hecho, el banco JPMorgan vaticina que este año la economía brasileña crecerá un 2,6 % este año, más de lo esperado.

Por su parte, los reguladores de Chile y Colombia tampoco se mantuvieron al margen y elevaron los tipos de interés en 10,75 y 8,25 puntos porcentuales respectivamente. Los analistas de la empresa de servicios financieros Citi esperan que los índices en cuestión lleguen a su punto más alto para finales de este año y la inflación se reduzca a la mitad el año siguiente.

Podría interesarte también !!!  EE.UU concede a Ucrania, 400 millones de dólares adicionales

Los bancos centrales del Perú y México apostaron por la prudencia monetaria, incrementando la tasa de interés en 6,5 y 5 puntos porcentuales, respectivamente. Por el contrario, la Fed aumentó el índice solo en 3 puntos, mientras que el Banco de Inglaterra lo subió en 2,15 puntos porcentuales, pese a que ambos países afrontan las tasas de inflación similares a las que todavía persisten en algunas naciones latinoamericanas.

Precios y ajuste en América Latina

América Latina lideró el ciclo de ajuste. Sus bancos centrales no tenían el lujo de la credibilidad”, destacó Alberto Ramos, economista jefe de Goldman Sachs para la región.

En este sentido, aludió a que la experiencia de la región, que en el pasado ya se ha enfrentado a los altos índices de precios, ayudó a darse cuenta de cuán peligrosa podría ser la amenaza de un nuevo ciclo inflacionario.

“Los bancos centrales del mundo desarrollado nunca habían visto algo así, pero en América Latina, los banqueros centrales entendieron que cuando la inflación supera el 5 %, hay un cambio de régimen. Con un 5 o 6 %, la inflación se alimenta de sí misma y se convierte en un monstruo. Ellos [los bancos centrales del mundo desarrollado] nunca entendieron eso“, resumió el experto.

La vision del FMI

Por su parte, el director del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el hemisferio occidental, Ilan Goldfajn, remarcó que la lección que América Latina le ofrece al mundo es “es que si te adelantas a la curva, si reaccionas rápido y vas inmediatamente a donde necesitas ir, eso ayuda a ganar la batalla contra la inflación”.

Aparte de frenar el tren inflacionario, las altas tasas de interés contribuyeron también al fortalecimiento de las divisas en la región.

Así, el real brasileño, el peso mexicano y el sol peruano mejoraron sus posiciones frente al dólar, mientras que la libra esterlina, el euro y el yen cayeron a sus niveles más bajos en años frente a la moneda estadounidense.

Podría interesarte también !!!  Bombardeos rusos dejan sin electricidad a Ucrania

Pese a los esfuerzos emprendidos y algunos logros, la inflación en la región seguirá siendo elevada “durante algún tiempo”, según el pronóstico del FMI publicado el 13 de octubre.

Las proyecciones del FMI apuntan a que por término medio la inflación en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú se situará en un 7,8 % para finales de 2022, mientras que el año siguiente la cifra bajará hasta un 4,9 %, “todavía por encima de las franjas de tolerancia de los bancos en la mayoría de los casos”.

Argentina

La excepción es Argentina, donde el banco central controlado por el Gobierno imprime dinero para financiar el déficit presupuestario, mientras se proyecta que la inflación, que a lo largo de varios años alcanza dos dígitos, podría llegar al 100 % para finales del año, señalan desde FT. En agosto, la nación ya registró el aumento más alto en 20 años, acumulando un alza de 46,2 % en los primeros siete meses de 2022. Este año el país incluso superó a Venezuela que padeció una hiperinflación desde 2017 hasta diciembre pasado.

No obstante, los problemas de Argentina son de carácter sistémico, agravados por la necesidad de saldar la deuda de 44.000 millones de dólares contraída por el gobierno del expresidente Mauricio Macri en 2018.

En este contexto, cabe añadir que en los años 1980-2019 la tasa interanual por término medio era del 215,4 %, recoge la revista académica International Political Sociology.

Necesitamos Tu Calificación !!!