El abogado y ex jefe de Gobierno porteño, Anibal Ibarra, en diálogo con Gustavo Sylvestre, explicó los motivos de su renuncia a la defensa de la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa por el Memorándum con Irán, a solo 1 semana de haber asumido el cargo.

Aníbal Ibarra: “No puedo trasladarle a Cristina un costo mayor, ya tiene demasiado con esta persecución política”

El abogado y ex jefe de Gobierno porteño, Anibal Ibarra, en diálogo con Gustavo Sylvestre, explicó los motivos de su renuncia a la defensa de la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa por el Memorándum con Irán, a solo 1 semana de haber asumido el cargo.

“Fue un orgullo la confianza y el respaldo que tuve de parte de la ex presidenta en una causa que es casi el emblema de la persecución política, que jurídicamente no tiene explicación alguna, solo tiene explicación política”, expresó.

“Sacaron el tema de Cromañón, que me involucraba a mí, pero para pegarle a Cristina. Tengo una responsabilidad profesional y política, por lo que no puedo trasladarle a ella un costo mayor, ya demasiado tiene con esta persecución política”, enfatizó aunque aclaró que seguirá colaborando con el abogado Roberto Boico, que quedó a cargo de la defensa de la ex mandataria, aunque ya no lo hará de modo oficial.

https://youtu.be/1HOWRBY7nuM

De todos modos el ex funcionario porteña seguirá al frente de la defensa de Oscar Parrilli en la misma causa.

En Radio 10, Ibarra recalcó que la Justicia ya falló en varias oportunidades y en distintas instancias eximiéndole responsabilidad sobre la tragedia de Cromañón. “Fui sobreseído no por un juez sino por 8 o 9 jueces de 3 instancias sin ninguna disidencia. Fue un tema estructuralmente político y mediático, durísimo en base a una tragedia espantosa y tremenda, y por eso entendí los dolores y la bronca de los familiares de las víctimas”, agregó.

Sobre la continuidad de la causa por el Memorándum, Ibarra remarcó que tanto Cristina Kirchner como Oscar Parrilli y Carlos Zannini “quieren que vaya a juicio oral, no sólo porque ya no estaría en manos de Bonadío, sino que allí se va a conocer públicamente lo es que es una persecución política”.

Gustavo Sylvestre