Luego de que Cancillería elevara una queja formal ante las autoridades bolivianas por el caso de Alejandro Benítez, el argentino que murió en Bolivia luego de que le negaran asistencia médica tras un choque, su yerno Walter dio más detalles de lo que sucedió y apuntó contra las autoridades. "Ni la Cancillería argentina ni la boliviana nos ayudaron", afirmó. Lo dijo en diálogo con TN, donde el hombre relató la situación que atravesó su suegro junto a sus amigos en el país vecino y desmintió que le hayan ofrecido asistencia antes de morir. "El compañero de mi suegro que estuvo con él quiso pagar todo el tiempo, pero no tenía los pesos bolivianos. En pesos argentinos superaba ampliamente el monto. También le ofrecieron la moto como forma de pago para que lo asistan y los trasladen. Lo negaron en todo momento, solo querían los pesos bolivianos", contó sobre la desesperación del acompañante de Benítez para salvarlo. Indignado, detalló: "Mientras discutían, mi suegro estaba ahí al lado de ellos agonizando. Me da impotencia escuchar en una conferencia de la Cancillería de Bolivia que se le brindó asistencia. No fue así, por eso mi suegro termina falleciendo", insistió. El accidente que le provocó graves heridas a Alejandro Benítez, por las cuales luego terminó falleciendo, ocurrió en una ruta boliviana en la que impactó su moto contra un camión. Al momento del hecho, una ambulancia pasó por el lugar y lo trasladó hasta un lugar cercano. Sobre lo acontecido, el yerno de la víctima explicó: "Fue ocasional que pasara la ambulancia. Después no lo quisieron trasladar a otro lugar por la plata", dijo. En este sentido, remarcó que no sólo no quisieron trasladarlo, sino que tampoco "le dieron asistencia en el lugar" ni les "prestaron insumos para curarlo". "Quiero aclarar que no sólo no se lo quiso trasladar, sino que no lo asistían a mi suegro que seguía con vida. Sus compañeros fueron a cambiar plata y comprar insumos que le pedían, volvieron como una hora después y el seguía con vida", detalló. Y añadió: "Ellos (por los médicos) tenían los insumos y en ningún momento le quisieron prestar. Yo sé que no nos van a devolver la vida de mi suegro, pero quisiera que esto marque un precedente y no vuelva a pasar. Me parte el alma ver a mi familia tan mal", admitió. El "calvario" de la familia luego de la muerte de Benítez Walter además contó la situación que vivieron luego de la muerte de su suegro y apuntó contra las autoridades argentinas. "Al traer el cuerpo empezó el calvario para nosotros. Nos cobraron todo: el forense, el formol, el pasaje del forense, pagamos todo. De la Cancillería argentina o boliviana nadie se puso a disposición de nosotros para ayudarnos", expresó enojado. Continuó: "Vi que ellos dijeron que se pusieron a disposición de la familia y nos ayudaron a trasladar el cuerpo. Quiero que quede bien claro que no, que fueron las primas de mi suegro, de Bolivia, las que se trasladaron al lugar e hicieron los trámites pertinentes". Finalmente, contó que a casi 10 días del hecho, el gobernador salteño Gustavo Sáenz se comunicó con su familia. "Mi cuñado me dijo que por medio del gobernador Sáenz se pusieron en contacto con él. Recién hoy, ahora. Mi suegro falleció el pasado 3 de julio", dijo remarcando el tiempo que pasó. Sáenz repudió en su cuenta de Twitter el hecho y anunció que elevó a la Cancillería "el reclamo por incumplimiento al tratado internacional sobre Asistencia Médica". "Repudiamos la inaceptable e incomprensible falta de atención sanitaria y el abandono de persona que sufrió el salteño, Alejandro Benítez, por parte del Estado Plurinacional de Bolivia", tuiteó. En otro posteo, agregó: "Lamentamos profundamente lo ocurrido y la falta de reciprocidad con los Argentinos. Toda nuestra solidaridad y acompañamiento a su familia y seres queridos. No vamos a parar hasta que nos den una respuesta y se haga justicia". El accidente que sufrió el argentino Benítez estaba de vacaciones en Bolivia y fue embestido el domingo 3 de julio por un camión con patente boliviana a la altura de la localidad de Ivirgarzama, a unos 220 kilómetros de Cochabamba, lo que le provocó serias heridas y golpes. En ese momento, estuvo más de una hora tirado en el asfalto y otra hora en la sala de primeros auxilios. Pero no le dieron mayor asistencia dado que los médicos les exigían a sus amigos que abonaran en moneda local los gastos que demandaba llamar al servicio de emergencias y a una ambulancia. Aunque contaban con la cantidad de plata solicitada, eran pesos argentinos. Como no había una casa de cambio cercana, no era factible cambiar dinero. Benítez tenía familiares en Bolivia y fueron ellos quienes agilizaron el trámite para la repatriación de sus restos. Su hermana, Soraya, que vive en Santa Cruz de la Sierra, viajó hasta Salta para contarle a su cuñada detalles de lo que había sucedido y entregarle el celular y la billetera de la víctima. Los policías que intervinieron en el accidente secuestraron la moto del salteño.

Argentino fallecido en Bolivia

Ante el reclamo de Cancillería plasmado en una queja formal ante las autoridades bolivianas por el caso de Alejandro Benítez, el argentino que murió en Bolivia.

Luego de que le negaran asistencia médica tras un choque, su yerno Walter dio más detalles de lo que sucedió y apuntó contra las autoridades. “Ni la Cancillería argentina ni la boliviana nos ayudaron”, afirmó.

La asistencia de sus compañeros

“El compañero de mi suegro que estuvo con él quiso pagar todo el tiempo, pero no tenía los pesos bolivianos. En pesos argentinos superaba ampliamente el monto. También le ofrecieron la moto como forma de pago para que lo asistan y los trasladen.

Lo negaron en todo momento, solo querían los pesos bolivianos”, contó sobre la desesperación del acompañante de Benítez para salvarlo.

Indignado, detalló: “Mientras discutían, mi suegro estaba ahí al lado de ellos agonizando. Me da impotencia escuchar en una conferencia de la Cancillería de Bolivia que se le brindó asistencia. No fue así, por eso mi suegro termina falleciendo”, insistió.

El accidente que le provocó graves heridas a Alejandro Benítez, por las cuales luego terminó falleciendo, ocurrió en una ruta boliviana en la que impactó su moto contra un camión.

El accidente en Bolivia

Al momento del hecho, una ambulancia pasó por el lugar y lo trasladó hasta un lugar cercano. Sobre lo acontecido, el yerno de la víctima explicó: “Fue ocasional que pasara la ambulancia. Después no lo quisieron trasladar a otro lugar por la plata”, dijo.

En este sentido, remarcó que no sólo no quisieron trasladarlo, sino que tampoco “le dieron asistencia en el lugar” ni les “prestaron insumos para curarlo”.

“Quiero aclarar que no sólo no se lo quiso trasladar, sino que no lo asistían a mi suegro que seguía con vida. Sus compañeros fueron a cambiar plata y comprar insumos que le pedían, volvieron como una hora después y el seguía con vida”, detalló.

Y añadió: “Ellos (por los médicos) tenían los insumos y en ningún momento le quisieron prestar. Yo sé que no nos van a devolver la vida de mi suegro, pero quisiera que esto marque un precedente y no vuelva a pasar. Me parte el alma ver a mi familia tan mal”, admitió.

Podría interesarte también !!!  Trasladan a penal de máxima seguridad a integrantes de la banda de los copitos

Los tramites de repatriación

Walter además contó la situación que vivieron luego de la muerte de su suegro y apuntó contra las autoridades argentinas.

“Al traer el cuerpo empezó el calvario para nosotros. Nos cobraron todo: el forense, el formol, el pasaje del forense, pagamos todo. De la Cancillería argentina o boliviana nadie se puso a disposición de nosotros para ayudarnos”, expresó enojado.

Continuó: “Vi que ellos dijeron que se pusieron a disposición de la familia y nos ayudaron a trasladar el cuerpo. Quiero que quede bien claro que no, que fueron las primas de mi suegro, de Bolivia, las que se trasladaron al lugar e hicieron los trámites pertinentes”.

Finalmente, contó que a casi 10 días del hecho, el gobernador salteño Gustavo Sáenz se comunicó con su familia.

“Mi cuñado me dijo que por medio del gobernador Sáenz se pusieron en contacto con él. Recién hoy, ahora. Mi suegro falleció el pasado 3 de julio”, dijo remarcando el tiempo que pasó.

Sáenz repudió en su cuenta de Twitter el hecho y anunció que elevó a la Cancillería “el reclamo por incumplimiento al tratado internacional sobre Asistencia Médica”.

Podría interesarte también !!!  Trasladan a penal de máxima seguridad a integrantes de la banda de los copitos

“Repudiamos la inaceptable e incomprensible falta de atención sanitaria y el abandono de persona que sufrió el salteño, Alejandro Benítez, por parte del Estado Plurinacional de Bolivia”, tuiteó.

En otro posteo, agregó: “Lamentamos profundamente lo ocurrido y la falta de reciprocidad con los Argentinos. Toda nuestra solidaridad y acompañamiento a su familia y seres queridos. No vamos a parar hasta que nos den una respuesta y se haga justicia”.

Unas vacaciones en moto

Benítez estaba de vacaciones en Bolivia y fue embestido el domingo 3 de julio por un camión con patente boliviana a la altura de la localidad de Ivirgarzama, a unos 220 kilómetros de Cochabamba, lo que le provocó serias heridas y golpes.

En ese momento, estuvo más de una hora tirado en el asfalto y otra hora en la sala de primeros auxilios. Pero no le dieron mayor asistencia dado que los médicos les exigían a sus amigos que abonaran en moneda local los gastos que demandaba llamar al servicio de emergencias y a una ambulancia.

Aunque contaban con la cantidad de plata solicitada, eran pesos argentinos. Como no había una casa de cambio cercana, no era factible cambiar dinero.

Benítez tenía familiares en Bolivia y fueron ellos quienes agilizaron el trámite para la repatriación de sus restos. Su hermana, Soraya, que vive en Santa Cruz de la Sierra, viajó hasta Salta para contarle a su cuñada detalles de lo que había sucedido y entregarle el celular y la billetera de la víctima. Los policías que intervinieron en el accidente secuestraron la moto del salteño.

Necesitamos Tu Calificación !!!