Atentado con una “ambulancia bomba” dejo al menos 95 muertos en Kabul

El ataque, el más letal en Afganistán en lo que va del año y el segundo más mortífero en Kabul en ocho meses, se produjo en la plaza Sadarat, en las proximidades del antiguo Ministerio del Interior y cerca de unas instalaciones del Directorio Nacional de Seguridad (NDS), la agencia de inteligencia afgana.

El jefe del Centro de Información y Medios del Gobierno, Barilai Helali, dijo a periodistas que, en base a cifras del Ministerio de Salud, 95 personas murieron y 158 resultaron heridas, y agregó que el número final de muertos puede aumentar.

Según indicó en la misma rueda de prensa el viceportavoz del Ministerio del Interior Nasrat Rahimi, el suicida se subió a la ambulancia en el aparcamiento del hospital Jamhuriat, situado en la zona, y desde allí se dirigió hacia las instalaciones del Ministerio, hacia la Plaza Sadarat. El vehículo explotó después del mediodía, causando una carnicería en una zona con comercios y mercados y con un gran trajín de gente los sábados, un día laborable en Afganistán.

Rahimi indicó que cuatro personas han sido detenidas ya en conexión con el atentado, por su presunta “colaboración” para que el atacante llegara al lugar del ataque.

Los talibanes reivindicaron el atentado en un mensaje en la red social Telegram en el que afirmaron que “un mártir mediante con coche bomba alcanzó el primer punto de control cerca del Ministerio del Interior”.

El portavoz del grupo Zabihullah Mujahid aseguró que en el momento de la explosión había una gran concentración de policías en la zona.

El atentado se produce en medio de una espiral ascendente de ataques terroristas contra objetivos civiles por parte de talibanes y del Estado Islámico (EI) en los últimos días. El pasado fin de semana más de una veintena de personas murieron en el Hotel Intercontinental de Kabul durante un asalto perpetrado por seis atacantes que mantuvieron un enfrentamiento con las tropas de seguridad durante 12 horas.