Atrapado en una silla de ruedas y sin justicia

Soy Fernán, el 18 de junio de 1998, al momento de mi nacimiento en el Hospital Español, a consecuencia de la MALA PRAXIS, por falta de oxígeno, es que tuve “sufrimiento fetal intenso”, lo que me provocó un daño neurológico severo y una severa discapacidad motriz irreversible.

Al día de hoy con tan solo 19 años, me encuentro litigando con el Sistema Judicial, que pareciera no tener fin, intentando que la Justicia llegue para mí, y lamentablemente lo que encuentro es un Sistema Judicial y de Salud que me sigue revictimizando una y otra vez, intentando ignorar las inmensas consecuencias, perjuicios que trajo y trae aparejada en mi familia (mi mamá, mi hermano Martín y yo) la tragedia ocurrida el día de mi nacimiento.

Lo que acrecienta nuestro sufrimiento es una JUSTICIA LENTA e INJUSTA, que perjudica a la víctima y termina AMPARANDO A LOS VICTIMARIOS, en pos de sus beneficios económicos. Lamentablemente para mí, no hay dinero que me devuelva la posibilidad de caminar, de rascarme la piel si me pica un mosquito, que pueda comer, bañarme, vestirme solo, etc; escapar frente a una situación de peligro, etc.

Podría interesarte también !!!  27 de febrero: Belgrano enarbola por primera vez la Bandera Nacional

No hay dinero que calme mi inmenso dolor cuando veo cuantas cosas hacen otras personas que a mí me gustaría hacer y no puedo, por estar atrapado en un cuerpo que no responde.

Como yo estaba afiliado al Hospital Español y el mismo quebró hoy me encuentro sin ningún tipo de asistencia ya que el PAMI, nuevo dueño del Hospital, ha decidido no brindarnos los cuidados que necesitamos a las personas que éramos socios.

Me condenaron a quedar atrapado en una silla de ruedas y me encuentro preso en mi propia casa, porque la JUSTICIA no ha llegado para mí. Pido al PAMI y a la Justicia que me ayuden!

Apoyame con tu firma para que se haga justicia. 

Gracias,

Fernán