El exministro de economía del kirchnerismo, Axel Kicillof, encabezó un multitudinario acto de "Unidad Ciudadana" en el club Echagüe de Paraná;

Axel Kicillof encabezó un acto en Paraná

El exministro de economía del kirchnerismo, Axel Kicillof, encabezó un multitudinario acto de “Unidad Ciudadana” en el club Echagüe de Paraná; Con un mensaje con fuerte contenido económico.

El diputado nacional destacó que “la situación actual del país es el resultado de las políticas macristas, que solo benefician al sector financiero”: “Lo que están haciendo es neoliberalismo puro, idéntico al que aplicaron Cavallo y Martínez de Hoz”; “Abren importaciones, bajan salarios, destruyen a las empresas, y solo benefician al que apuesta a la timba financiera” .

El exministro de economía y diputado nacional, Axel Kicillof, encabezó un acto de “Unidad Ciudadana” en el Club Echagüe de Paraná. En el palco, estuvieron además el exgobernador Sergio Urribarri, los diputados nacionales Julio Solanas y Juan Huss, y dirigentes como Blanca Osuna.

El primer punto abordado por Kicillof, fue hacer notar las mentiras del discurso Macrista: “Siguen mintiendo, como lo hicieron en 2016, cuando llegaron y devaluaron un 60%, y dijeron que eso no se iba a ir a precios. No sé quien puede ser tan ignorante, mentiroso o cínico, como para decir que una devaluación no iba a afectar los precios”.

“No estamos acá para ganar una elección, o para ser gobierno. Estamos para transformar el país, siendo gobierno, o siendo oposición. Para eso hay que convencer a todos”.

“Estamos acá, con el dolor de comprender que nuestra patria está en peligro. Tenemos que entender que es un momento muy importante: lo vemos en las encuestas, en la calle, en las fábricas, en los colegios. El programa económico de Macri le está haciendo daño a nuestra gente.

Es un momento triste, pero también para nosotros una enorme oportunidad, porque va a haber muchos vivos que esa decepción, que esa desilusión, la van a querer llevar para el lado de la antipolítica. Van a querer llevarlos a que digan que son todos iguales. No se confundan: es lo que más le conviene al poder económico, el que se vayan todos. POrque si se va la política, quedan ellos gobernando”, añadió Kicillof.

“Es muy importante, y aunque lo hayan hecho mil veces, hay que hablar con todos, uno por uno, y convencer a los argentinos de que esto no es una tormenta, como aquellos fenómenos meteorológicos. Esto es el resultado, el producto de políticas económicas, que ni siquiera inventó Macri, ni Peña, ni Vidal.

Son las mismas políticas económicas que se aplicaron varias veces en nuestro país, en la región, que se aplican hoy en los países más débiles de Europa. Que nadie crea que Macri vino a solucionar algo: vinieron a aplicar estas políticas que casualmente, son las que más le convienen, y representan mejor a sus intereses”.

“Esta fuerza que hoy gobierna el país, llegó a despolitizar todo. Tomaron del sector empresario las ideas del marketing y la propaganda. Todos me preguntan si podemos explicar por qué se perdió la elección del 2015. Nuestro movimiento está en un estado de análisis y reflexión, y seguro hay cosas que habremos hecho mal.

Pero cada vez que lo pienso en perspectiva me convenzo más que la elección del 2015 se ganó no por lo qeu hicimos o dejamos de hacer, sino que estuvimos en presencia de la estafa electoral más grande de toda la historia Argentina. Fue así, y no lo tienen que olvidar”.

“Macri, a una cagada, la tapa con una peor, todos los días. Pero esto, a nosotros no nos tiene que marear o confundir. El presidente llegó con mentiras, con la revolución de la alegría, con el podemos vivir mejor, con la pobreza cero. Pero las mentiras eran específicas.

Lo que pasa es que el que cobraba el sueldo, no pensaba que lo iba a perder. El enfermo no pensaba que le iban a sacar los medicamentos. El maestro no pensaba que se iba a quedar sin tizas. Con Néstor, con Cristina, teníamos un país normal, donde trabajar, comer, vivir, sanarse, era normal”.

“Pero en su plataforma, le decía a los jubilados que le iban a decir los haberes. Pueden verlo – está en internet – a Macri diciendo con cara de piedra que en su gobierno iba a sacar el impuesto a las ganancias. A cada sector social le decía lo que querían escuchar. Le ofrecía a cada uno un poco más. Por eso los convoco a ir a hablar con cada persona, y recordarles la historia reciente de la Argentina.

Recordarles que cuando llegó Kirchner al gobierno, el desempleo era del 22%, que no había paritarias, que los salarios no alcanzaban. Y terminó el gobierno de Cristina Kirchner, casi con plena ocupación, con los salarios más altos. Que la dibujen de pesada herencia: esa pesada herencia es un pueblo acostumbrado a ganar bien, que quiere poder irse de vacaciones, que quiere comprar un celular, un auto”.

“Esto no es ser presumido. Faltaba mucho en nuestra industria, en condiciones de vida, en regularizar a los trabajadores. Pero no es una cuestión de análisis: el desempleo era 22 cuando llegamos, y 6 cuando nos fuimos.

Vino Macri y prometió empleo de calidad y sacar el impuesto a las ganancias. Hoy me decía un laburante que ellos pedían por el impuesto a las ganancias, y que nos hicieron paro a nosotros por eso. Está bien que el laburante quiera ganar más plata. Pero nunca pensaron que un gobierno iba a llegar, prometiendo esto, para sacarle todo lo que tenían”, enfatizó el legislador nacional.

“Por eso, hablando de una etapa electoral: los jubilados, 1 de cada 3, en el 2003, no cobraba su jubilación, no la tenía, porque no había podido hacer sus aportes, porque no tenía trabajo en los 90, o porque había trabajado en negro, o porque había sido ama de casa, y nadie le reconocía que ese también es un trabajo”.

“Cobrar una jubilación no es una dádiva. O un gasto. Es un derecho de todos los laburantes. Y sobre que todos cobraban, casi el 60% de los jubilados, son jubilados de la mínima. Pero le insertaron que todo eso que tenían no estaba en discusión. Pero vino Macri y les dijo que les iba a dar un aumento.

Acá los tenemos, tres meses después: no les dio aumento, les sacó jubilación, los remedios. Eso hace el neoliberalismo. Miente, miente, y después, cuando llega, les roba del bolsillo la comida a nuestros jubilados”.

“31 meses después se acaba el verso del segundo semestre, del final del túnel, de la lluvia de dólares. Hoy, que estamos lanzando Unidad Ciudadana, que no quede un solo trabajador al que no le digamos lo que pasaba, lo que hicimos, y lo que hizo Macri. Ningún trabajador puede votar a un neoliberal”, remarcó.

“Fíjensé que no es solo el laburante el que ha sido estafado, sino también el empresario pequeño. Hoy estuvimos reunidos con empresarios agropecuarios, de los pollos, de cerdos, con productores cercanos a Paraná, y los escuchamos. En su gran mayoría, votaron a Macri.

Y recordaban cómo creció la producción nacional, pero les dijeron que como Macri era empresario, iba a trabajar a favor de ellos. Pero solo han trabajado a favor de su fortuna, de su grupo de poder, a favor de los paraísos fiscales. Ni un mango piensan traer. Ni los empresarios pequeños, ni las economías regionales, les importan nada. Solo les importan ellos”.

“Sin ningún lugar a dudas, la política de Macri es la política económica de Martinez de Hoz. Son los mismos tipos, los mismos intereses que sirven a los mismos sectores”. Por eso digo que es una política neoliberal. Para que lo entienda todo el mundo: el neoliberalismo siempre cree que el salario es un costo, que es alto”.

“Pero como la intención era ir por debajo de la inflación en las paritarias, los jubilados cerraron con 10% menos. Lo mismo hicieron en 2017, cuando dijeron qee la inflación iba a ser de 17%, y terminó en 27. Este año, cuando fueron a votar, dijeron que la inflación iba a ser del 10%. Pero no se confundan: solo hacen esto para cerrar paritarias a menos”.

“Si tuvieran dignidad, mintiendo de esta manera, se irían a su casa. Pero todavía falta, y van por los salarios”, destacó el exministro.

“En muchas facultades de economía, siguen diciéndole a los estudiantes, que el salario es un costo, que cuando sube, bajan las ganancias, y que por eso conviene bajar los salarios. Ha tenido que ser con mucho sacrificio y dolor, pero hoy se puede entender que el salario para un empresario individual es un costo, pero para todos en conjunto, es la actividad, el consumo. Por eso, hubo 12 años de salarios por encima de la inflación”.

Otros conceptos vertidos por el diputado nacional:

– “Antes se quejaban por los que cobraran sin trabajar. Hoy, falta esa gente del otro lado del mostrador, que compraba y movilizaba la economía con ese dinero”.

– “Eso de darle ganancias enormes a los empresarios, esperando que inviertan, es un verso. Es una vil mentira. Y nos decían que había que esperar para la distribución, que primero había que crecer para distribuir, la llamada teoría del derrame. Nosotros hemos demostrado en Argentina, sin un pizzarrón, con la práctica, la realidad – que es la única verdad – que la buena política económica no consiste en primero crecer para después distribuir.

Lo que hemos demostrado en 12 años de gobierno es que hay que distribuir para crecer. Que los derechos de los argentinos son además la mejor política para los argentinos.

Qué lluvia de inversiones va a venir a la Argentina, si no hay quien compre absolutamente nada. Distribuir para crecer, en mi facultad, era keynesianismo. En Argentina, hoy se llama peronismo. Y hoy se lo podemos explicar a los empresarios en Argentina”.