Más aún durante este jueves, cuando la divisa arrancó por debajo de $ 22 y trepó hasta los $ 23,30 en el mejor de los casos (tipo de cambio oficial del Banco Nación), o más de $ 23,50 en entidades privadas.

En una medida esperada pero no deseada, los bancos empezaron a no entregar dólares

Más aún durante este jueves, cuando el dolar arrancó por debajo de $ 22 y trepó hasta los $ 23,30 en el mejor de los casos (tipo de cambio oficial del Banco Nación), o más de $ 23,50 en entidades privadas.

La negativa de los bancos a entregar dólares se dio de dos maneras. Por un lado, de la peor forma, que hace acordar a el “Corralito“, les prohibían a sus clientes llevarse los dólares de sus cajas de ahorro. “No le podemos entregar todo hoy. Sì la mitad, y la otra mitad la semana próxima”, le dijeron a un empresario en el Banco Nación

En otras entidades, la negativa fue lisa y llana. “No tenemos los dólares”, o “vuelva la semana próxima porque justo no hay stock”, fueron algunas de las frases más escuchadas.

La semana pasada ya aparecían algunos argumentos de las viejas, nuevas, picardias bancarias, como si fuera un preludio de lo que esta pasando esta corta semana.

Podría interesarte también !!!  El ATP se pagará por sexta vez consecutiva

Por otra parte, creció la modalidad de negar la compra de dólares por parte de los clientes, aunque no de modo directo. Lo más usual fue la -causal, no casual- caída del Home Banking.

Aunque los bancos evitaron los poco elegantes carteles de “no hay dólares”, fue lo que repitieron cajeros ante clientes ansiosos.