La juez Regina Santa Cruz decretó la detención preventiva de 4 meses para la expresidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, y sus dos exministros: Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán.

Bolivia: 4 meses de detención preventiva para Añez

La juez Regina Santa Cruz decretó la detención preventiva de 4 meses para la expresidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, y sus dos exministros: Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán.

La Fiscalía había pedido 6 meses de detención, pero la juez decidió que ese tiempo era excesivo para el período de investigación.

La detención en la cárcel de La Paz

La imputación solicita que la exmandataria sea recluida en la cárcel de mujeres de Obrajes, en La Paz. Para los exministros Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán se señaló el penal de San Pedro

Áñez, abogada, política y expresentadora de televisión de 53 años, permanece detenida en un cuartel de la policía desde el sábado tras ser detenida en la ciudad de Trinidad, capital del departamento amazónico del Beni, 600 km noreste de La Paz.

Podría interesarte también !!!  La primera misión espacial con civiles ya orbita la Tierra

Acusación de Terrorismo, Sedición y Conspiración

Áñez, que junto con sus principales colaboradores está acusada de “terrorismo, sedición y conspiración” por el caso del golpe de Estado contra el Gobierno de Evo Morales en 2019, fue detenida  este sábado en Trinidad y luego trasladada a las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), en La Paz.

El nombre de Áñez figura en una denuncia que hizo en diciembre pasado la exdiputada del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), Lidia Patty, contra el líder cívico de la rica región de Santa Cruz, el derechista Luis Fernando Camacho, gobernador electo del departamento en las recientes elecciones locales.

Podría interesarte también !!!  Kabul: Arribo el primer vuelo comercial desde el regreso de los talibanes al poder

Presunto Golpe de Estado en Bolivia

El documento de la Fiscalía precisa que estas detenciones se enmarcan en una supuesta conspiración para llevar a cabo “un presunto golpe de Estado” desde el 21 de octubre de 2019, tres días después de las elecciones presidenciales declaradas a favor de Morales y que fueron calificadas de fraudulentas.

En la demanda figuran cinco exministros de Áñez, jefes policiales y militares y civiles.