Los datos difundidos por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) este fin de semana parecieron traer un poco de alivio para la economía argentina

CAME: Nueva caída de las ventas minoristas

Los datos difundidos por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) este fin de semana parecieron traer un poco de alivio para la economía argentina al mostrar un leve aumento del 2,1 por ciento en las ventas minoristas en septiembre respecto del mes anterior.

Sin embargo, en la comparación interanual, que es la que se toma en cuenta para evaluar la evolución estadística, la caída fue del 14,5 por ciento y muestra una preocupante profundización de la crisis.

12 meses de caída

Con estas cifras, la caída interanual ya lleva 12 meses, con fuerte impacto en el rubro bebidas, que bajó un 12,5 por ciento de septiembre a septiembre, lo mismo que en la venta de electrodomésticos, electrónicos y celulares, que cayeron un 18,4 por ciento, seguido de calzado y marroquinería, que sufrió una retracción del 15,9 por ciento, y de muebles, decoración y textiles para el hogar, que cayó 14 puntos. Además, en productos de farmacia, perfumería y cosmética, la caída fue del 13,7 por ciento.

Los rubros con mayores caídas

Otros rubros con también cayeron de forma estrepitosa, pero por no ser de consumo masivo y alta rotación, no generaron el mismo impacto, aunque la estadística no deja de ser alarmante-Por ejemplo bazar y regalos, que registró una baja del 20,4 por ciento; ropa y artículos deportivos, que cayó un 16,9 por ciento; ferretería y materiales para la construcción, un 17,7 por ciento; y hasta juguetería y artículos escolares, con una merma de 16,1 puntos.

Pero además, la entidad empresaria advirtió que a nivel interanual la caída acumula una baja del 12,8 por ciento en lo que va del año y si bien en los primeros días de septiembre hubo un leve repunte, sostenido sobre todo gracias a las cuotas sin interés con tarjetas de crédito, no fue suficiente para revertir la tendencia que afectó no solo las ventas en comercios, sino también la modalidad online, que cayó un 9 por ciento anual.

Para CAME, se registró una mejora en torno a las “expectativas” de los comerciantes, ya que según datos de septiembre, un 38,7 por ciento espera que sus ventas aumenten en los próximos tres meses, contra un 27,5 por ciento que creía lo mismo durante el mes de agosto. Del otro lado, están quienes creen que las ventas seguirán cayendo. En tanto, un 44,2 por ciento considera que el ritmo seguirá igual.