Uno de los abogados querellantes en la causa que juzga al sacerdote Justo Ilarraz, Walter Rolandeli, indicó que las declaraciones de la segunda jornada "han sido desgarradoras, con todo un trasfondo igual, similar, sistemático

Causa Ilarraz, estudian una demanda “conjunta” contra la Iglesia, por encubrimiento

Uno de los abogados querellantes en la causa que juzga al sacerdote Justo Ilarraz, Walter Rolandeli, indicó que las declaraciones de la segunda jornada “han sido desgarradoras, con todo un trasfondo igual, similar, sistemático.

Lo que sí, este último muchacho profundizó sobre las consecuencias posteriores, el silencio de la Iglesia… lo ignoraron… lo dejaron tirado… y este señor la sigue pasando mal en sus relaciones… ingresó al alcohol… drogas… cosas muy graves que nacieron como consecuencia de los abusos de Ilarraz”.

“Se quebraron todos, pero lo de hoy fue muy grave… un hecho muy doloroso para el muchacho, que tuvo que dejar de declarar porque se quedaba sin aire, producto de la angustia, según el forense”, agregó Rolandeli a Radio La Voz.

Además, “este muchacho desconoció unas cartas que fueron presentadas por la defensa. Y estamos en ese. Veremos cuando se avanza sobre este punto, teniendo en cuenta que este muchacho no vive en Paraná”, advirtió.

“Ayer, la persona que represento, pidió declarar frente al cura. Eso depende de cada uno… el chico que declaró hoy, fue muy desgarrador… y a nosotros también nos afecta, porque te ponés a pensar que eran niños solos, sin sus padres, y aparecía este señor, supuesto guía espiritual… algo que no he visto en mis más de 20 años de profesión”, concluyó.

Finalmente, Rolandeli indicó que junto a los demás querellantes “se analizará la complicidad de la iglesia” encubriendo las situaciones de abuso, y posteriormente, ignorando a las víctimas.

La Voz 901