China se convirtió en abril en el principal socio comercial de la Argentina y desplazó al segundo lugar a Brasil, según un informe difundido por la Cámara de Exportadores (Cera).

China se convirtió en el principal socio económico de Argentina

China se convirtió en abril en el principal socio comercial de la Argentina y desplazó al segundo lugar a Brasil, según un informe difundido por la Cámara de Exportadores (Cera).

De acuerdo con el estudio realizado sobre la base de datos del intercambio comercial del Indec, en el cuarto mes del año, China fue el primer socio argentino con 11,7% de las ventas totales y con 14,1% de las importaciones.

Argentina registra superavit en abril 2020

En lo que hace al intercambio comercial con China, la Argentina registró superávit de US$ 98 millones en abril contra un saldo negativo de US$ 351 millones en igual período de 2019.

En los meses anteriores, el país tuvo con el gigante asiático los siguientes déficits: US$ 253 millones en marzo, US$ 385 millones en febrero y US$ 468 millones en enero.

De acuerdo con las estadísticas de la cámara de exportadores, las exportaciones argentinas a China llegaron en abril a US$ 509 millones contra US$ 338 millones de igual período del año pasado.

Podría interesarte también !!!  Banco Nacion presentó créditos para PyMes del sector turístico,

Porotos y Carne, entre los principales rubros demandados

Entre los principales rubros se ubicaron: porotos de soja (52% del total de las ventas); carne bovina congelada y deshuesada (29%); camarones y langostinos (8%); grasas y aceites animales o vegetales (6%).

La balanza comercial

En cuanto a importaciones en ese cuarto mes, llegaron desde China productos por US$ 411 millones contra US$ 689 millones de igual período del año anterior.

Durante el año pasado, la Argentina tuvo un déficit comercial con China de US$ 2.215 millones.

A nivel mundial, durante abril, las exportaciones chinas crecieron un 3,5% en la medición interanual, marcando el primer resultado positivo desde diciembre pasado.

Según consignó Cera, “Hubo un impulso proveniente de la reapertura de fábricas, las órdenes de exportación atrasadas y de la venta de equipos médicos, pero analistas creen que hasta que la situación no mejore en el resto del mundo, China enfrentará una demanda externa más frágil”.