Un grupo de científicos de nuestro país trabaja en la agilización de los test que detectan la presencia de coronavirus Covid-19. Sin embargo, se estima que recién estarían listos en dos meses.

Científicos argentinos trabajan en un test exprés para el coronavirus

Un grupo de científicos de nuestro país trabaja en la agilización de los test que detectan la presencia de coronavirus Covid-19. Sin embargo, se estima que recién estarían listos en dos meses.

Se trata de kits de detección rápida con el sello del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Según afirmaron, el resultado estaría en menos de una hora y tendrían un costo de 150 pesos.

¿Se podrán realizar de forma masiva, atravesando transversalmente a los ciudadanos y así detectar casos asintomáticos que en este momento están contagiando a más personas?

En las últimas semanas, Corea del Sur realizó pruebas de unas diez mil personas por día y logró reducir la mortalidad por la enfermedad al 0,6%.

Por estas horas el CONICET recibe numerosas adhesiones como voluntariado para hacerse los test, aunque todavía no hay una iniciativa oficial que pareciera ir en la dirección de llevarlos a cabo.

La falta de personal especializado en el tema parece estar frenando la decisión de esas pruebas, que en Corea del Sur hicieron que se redujera de forma exitosa el contagio.

La pandemia en Argentina

Los casos confirmados de coronavirus en Argentina se dispararon durante el fin de semana y hay temor de una posible escalada a medida que se vayan realizando más test sobre los casos sospechosos. Hasta este domingo, la cifra en nuestro país apenas pasaba los 266 infectados y las víctimas fatales sigue en 4.

Sin embargo, los casos de España e Italia encendieron las alarmas y los temores de que la multiplicación de casos pueda estar por estallar en toda Sudamérica, que hoy tiene en Brasil el caso más grave por la irresponsabilidad manifiesta de Jair Bolsonaro en el tratamiento de la crisis.

La recomendación de la OMS

En este marco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó la realización de test masivos en los países afectados con la intención de detectar casos asintomáticos, que son bombas sorpresa que estallan sin la más mínima advertencia.

Por estas horas el CONICET recibe numerosas adhesiones como voluntariado para hacerse los test, aunque todavía no hay una iniciativa oficial que pareciera ir en la dirección de llevarlos a cabo. La falta de personal especializado en el tema parece estar frenando la decisión de esas pruebas, que en Corea del Sur hicieron que se redujera de forma exitosa el contagio.

Al respecto, legisladores y dirigentes de izquierda pidieron al gobierno nacional que se pusieran en práctica los test masivos en todo el país ya que consideran que lo hecho hasta el momento no alcanza para ponerle un parate al crecimiento de casos de infectados y muertes por la enfermedad, que ataca de forma más virulenta a los mayores de 60 años y aquellos con patologías previas.