La cementera Loma Negra anunció el cierre de su planta de Sierras Bayas, ubicada en un pueblo de 7000 habitantes del partido de Olavarría.

Cierra la primera cementera construida en el país

La cementera Loma Negra anunció el cierre de su planta de Sierras Bayas, ubicada en un pueblo de 7000 habitantes del partido de Olavarría. Una planta histórica, que cumplió 100 años, desde donde salió el primer despacho de cemento de todo el país.

En la crisis del 2001, tuvo que parar los hornos y nunca más volvieron a encenderlos. Sólo se dedicaba a hacer molienda, despacho y los cementos especiales. Si bien hace dos años eran 100 trabajadores, hoy apenas quedan 22 trabajadoressumados a los 23 que prestan servicios en la planta, un total de 45.

Planta cerrada con visita de campaña

Este sábado, el presidente Mauricio Macri hará su quinta visita a la ciudad de Olavarría, en el marco de su campaña “Sí se puede”, a 72 horas, del anuncio del cierre de la planta de Sierras Bayas.

Alejandro Santillán, secretario general de AOMA Olavarría, afirmo que, “Hace 40 años atrás, llegaron a trabajar 1800 trabajadores. Las paredes del Congreso se hicieron con cemento de acá, el pueblo Sierras Bayas nació a la par de las cenizas de los hornos. Es un gran impacto social para toda la comunidad”.

Historia que se repite

Hace pocos meses fue el pueblo de Barker que tuvo el impacto del anuncio del cierre de la planta de Loma Negra, pero tras la movilización de los habitantes y de los trabajadores mineros se logró que si bien se paró el horno, la planta no cerró, hace molienda y despacho.

El futuro de los trabajadores, Santillán explicó: “Cuando comenzamos a ver la merma de los despachos y la falta de inversión en los equipos, pensamos que se venía lo peor y comenzamos a reubicar a los compañeos en las plantas cementeras de Loma Negra en Olavarría. Nos prometieron que no habrá despidos que todos se podrán reubicar. En poco tiempo más, arranca la planta L’Amalí 2”.

La versión de la empresa

Las autoridades de Loma Negra señalaron: “La planta de Sierras Bayas dejó hace tiempo de producir cemento y está dedicada a la molienda y embolsado de cementos especiales, cuya demanda se ha ido reduciendo producto de las nuevas tecnologías. Actualizar esa planta requeriría de una inversión superior a una fábrica nueva, con el agravante de que el yacimiento que debería abastecerla de materia prima está distante”.