En un comunicado emitido la petrolera Shell tomó la misma medida y aplicó ajustes cercanos al 3%.

Combustibles: Shell aumenta sus precios en linea con YPF

En un comunicado emitido la petrolera Shell tomó la misma medida y aplicó ajustes cercanos al 3%.

La petrolera de bandera nacional impulsó subas promedio del 2,5% para todo el país, aunque en la Ciudad de Buenos Aires el alza fue mayor, de casi 2,9%.

Recortando las brechas entre el Interior y CABA

“Este aumento se encuentra en línea con la decisión de ir recortando brechas entre la Capital Federal y el resto de las provincias”, indicó la compañía en un comunicado.

En la misma línea, la petrolera Raizen -que comercializa combustibles en el mercado local con la marca Shell- también actualizó los cuadros tarifarios en similar proporción.

Precios de los combustibles Shell

De este modo, la versión Shell V-Power nafta pasa de $ 72,74 a $ 74,90 lo que marca un alza de 2,97%, Fórmula Shell Super de $62,64 a $ 64,56, un incremento de 3,07% ; Shell V-Power Diesel $68,89 a $ 7,81 una suba de 2,79% y por último Shell Fórmula Diesel que pasa de $ 59,99 a $ 61,79 con una suba del 3%.

Podría interesarte también !!!  Argentina no tiene la capacidad de pago para hacer frente a la deuda con FMI

Precios de las naftas de YPF

En cuanto a YPF, los nuevos precios desde el primer minuto de este lunes son los siguientes: litro de nafta súper, $63,60 (antes $61,84) y premium Infinia, $73,40 ($71,34).

El gasoil subió a $59,40, de los $57,75 que costaba hasta ahora, y la versión “premium” subió de $67,56 a $69,50, en la Ciudad de Buenos Aires.

Hasta agosto no había habido ninguna suba, pero el fuerte rojo de los balances de YPF y la depreciación del peso llevaron a subir los precios.

Los aumentos en las demás estaciones de servicios

Para las próximas horas se esperan que las marcas Puma y Axion, que tienen menor participación de mercado, también apliquen incrementos.

Podría interesarte también !!!  El FMI aprobó una ayuda extra por la pandemia: Argentina recibirá U$S4.350M

Se trata de la cuarta suba que aplican las comercializadoras locales en casi cuatro meses.

Ya se habían aplicado ajustes de precios en agosto, septiembre y octubre, luego de suspender ajustes durante la primera parte del año, en medio de la pandemia.

Los combustibles acumulan un 19% de aumento en Buenos Aires, lo cual presiona sobre la inflación.