Recordemos que el FMI autorizó a utilizar 6 mil millones de dólares para contener el mercado cambiario si fuera necesario, en la forma de 250 millones de dólares por día.

Cuales son las condiciones del FMI que impondrá a Argentina ?

¿Cuáles son realmente las condiciones que podría imponer el organismo a la Argentina?.
Según un estudio elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), estas apuntarían a una “modificación del tipo de cambio”, una “reforma laboral”, así como “recorte de salarios” y una nueva fórmula para “el cálculo de jubilaciones”, entre otras medidas.

Todas estas políticas apuntarían a bajar el déficit fiscal y comercial del país, así como garantizar que el país pueda pagar la deuda a sus inversores.

“Sin dudas el organismo reclamará la inmediata aprobación de las leyes laborales previstas por el Gobierno ya en diciembre último”, explican desde el informe de la CEPA.

El estudio además alerta sobre uno de los temas más sensibles, un mayor ajuste a jubilados y pensionados. Un sector de la población que ya se vio desfavorecido con la reciente y resistida reforma previsional, sancionada en diciembre pasado.

“Si bien se ha modificado la fórmula de actualización jubilatoria, aún queda pendiente el mecanismo para estimar el haber inicial. El FMI avanzará seguramente con aumentar la edad jubilatoria para `hacer sustentable el sistema`”, anunciaron.

Por el mismo tema, el informe también pone en debate la posibilidad de que el FMI proponga un esquema de jubilación privada, como ya sucedió en la década de los 90.

Una idea que también podría ser sugerida para otras empresas y servicios públicos.

CÓMO SE LLEGÓ HASTA ACÁ

Sin embargo, desde el informe realizado por especialistas, se destaca que la actual corrida del dólar o cambiaria podría haberse prevenido mucho tiempo antes.

Podría interesarte también !!!  "Queremos un IFE más focalizado, que llegue a los que más lo necesitan" Cafiero

Es que el sistema económico impuesto por el gobierno de Mauricio Macri se basó en la desregulación, la apertura de importaciones, la liberalización de la economía y la fuga de millones de dólares, que agravaron “sensiblemente los cíclicos problemas de restricción externa de la economía argentina, tornándola más dependiente de los dólares financieros y más expuesta a las turbulencias”.

CONSECUENCIAS DE LA DEVALUACIÓN

La actual corrida del dólar a 23 pesos, pese a las momentáneas bajas que logra a fuerza de millones de pesos el Banco Central, impactaron de lleno en la economía familiar, pese a que algunos voceros del gobierno sostuvieron lo contrario.

-El principal punto es sin duda el aumento de la inflación, ya que debido a la devaluación de la moneda, los productos se encarecen.

-Pero por otra parte, se advierte que la situación afectó negativamente a la producción local, principalmente a Pymes y el sector industrial del país. A lo que se le debe sumar, el efecto de la apertura de importaciones y los tarifazos.

-También, la corrida cambiaria y la devaluación involucraron a las personas que tomaron un crédito UVA, aumentando la cuota de interés.

LAS RELACIONES CON EL FMI HASTA AHORA

Tras cumplirse un año del golpe militar, las direcciones económicas a cargo del ministro Martínez de Hoz reinauguraron una nueva etapa de dependencia con el Fondo Monetario Internacional.

Podría interesarte también !!!  Anuncian la reanudación del sector aéreo y los servicios de micros y trenes de larga distancia

Con la débil vuelta a la democracia de la mano de Alfonsín, se implementó el denominado Plan Baker, a partir d la propuesta del Secretario del Tesoro norteamericano sobre asistencia financiera para las naciones más endeudadas con aporte de bancos privados.

Pero las relaciones con el FMI continuaron. En 1989, con el reciente gobierno de Carlos Menem, el plan Brady impuso la privatización de patrimonio público para repagar la deuda y aplicar el Consenso de Washington.

A partir de allí se privatizaron empresas estatales como ENTEL, Aerolíneas, YPF, SOMISA, Correo Argentino, Obras Sanitarias, Ferrocarriles Argentinos, SECBA, Gas del Estado, entre otras.

Además, los acuerdos con el Fondo impulsaron una reforma laboral en el país y la privatización del sistema previsional.

Pero la imagen más nítida que conserva gran parte del pueblo argentino se remonta a la última y peor crisis social e institucional que haya vivido nuestro país.

A partir del Blindaje y el Megacanje que concretó el gobierno de Fernando de De La Rúa y su ministro de Economía, Domingo Cavallo, la deuda creció a un nivel exponencial, imposible de pagar y el país entró en una crisis sin retorno.

“En el periodo que va desde 1976 a 2001, la deuda pública externa paso de 7,7 mil millones de dólares a 166,27 millones de dólares. En el mismo periodo, la fuga de divisas pasó desde 5,4 mil millones de dólares, acumulando 135,7 mil millones en 2001”.

Infocielo