Mientras crece la curva de contagios de coronavirus en Argentina, un grupo de provincias y municipios en el interior del país debieron dar marcha atrás con la liberación de actividades y volver a establecer restricciones a la circulación de personas.

Coronavirus: 5 provincias dan marcha atrás y endurecen aun más la cuarentena

Mientras crece la curva de contagios de coronavirus en Argentina, un grupo de provincias y municipios en el interior del país debieron dar marcha atrás con la liberación de actividades y volver a establecer restricciones a la circulación de personas.

En varios casos hasta tuvieron que retroceder de fase, como parte de las medidas preventivas, ante la aparición de nuevos contagios y el avance de la transmisión comunitaria.

Las medidas de las provincias en la lucha contra el COVID-19

Las mayores limitaciones se aplicarán en provincias como Jujuy, Chaco y Chubut y en distintas localidades de Entre Ríos y Neuquén.

El endurecimiento de las medidas implicará, en algunos distritos, hasta menos libertades de las que ya rigen en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde se concentra el pico de contagios y fallecidos a raíz de la pandemia.

Jujuy

El gobernador Gerardo Morales informó que la capital provincial y las localidades de Palpalá, Yala y Perico volverán desde este miércoles, y por siete días, a la fase 1 del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) luego de que se reportaran dos nuevos casos de coronavirus.

Las nuevas restricciones implicarán la suspensión del programa de turismo interno, una de las expectativas que tenía la gobernación para apuntalar la actividad económica. El regreso a la fase de la cuarentena es porque “no se sabe el origen del contagio”, siendo los infectados un policía y su hermana, ante la detección de estos casos con síntomas de “gripe común” en un sanatorio de San Salvador de Jujuy.

El efectivo había estado a comienzos de junio en La Quiaca, en el extremo norte del país, y habría mantenido una multiplicidad de intercambios con distintas personas. Por eso, el intendente de La Quiaca, Blas Gallardo, también dispuso la implementación de la fase 1 de la cuarentena por un lapso de siete días en el municipio, por lo que los lugareños solo podrán salir de sus casas para ir al supermercado o la farmacia.

La sospecha es el crecimiento de casos de COVID-19 en la ciudad boliviana de Villazón, donde se identificaron seis nuevos casos positivos. Esta ciudad tiene un fuerte intercambio con la localidad argentina.

Chubut

El gobernador, Mariano Arcioni, determinó que las ciudades de Trelew, Puerto Madryn, Rawson, Comodoro Rivadavia, Camarones y Rada Tilly volvierán a la fase 2 de la cuarentena, por un plazo de 14 días.

De esta manera, los centros urbanos más importantes de la provincia tendrán suspendidas todas las actividades recreativas, deportivas y familiares y se autorizarán las salidas en función del número de DNI de cada habitante.

Podría interesarte también !!!  Coronavirus: Argentina registro en las ultimas 24 horas 438 nuevas muertes

Además, se profundizarán los controles de seguridad, como el regreso de los retenes en los accesos a las ciudades. El cambio del criterio sanitario se definió ante el Comité de Emergencia provincial, que observó un aumento de casos de COVID-19, que se incrementaron de 14 a 65 en solo diez días.

De ese grupo de afectados, hubo un fallecido y los casos se registraron en áreas sensibles: el sistema sanitario, la cooperativa de servicios públicos de Comodoro Rivadavia, una empleada municipal de Rawson y la tripulación completa de un pesquero, con todos sus integrantes internados.

Neuquén

El gobernador neuquino Omar Gutiérrez debió dar marcha atrás en la capital provincial con la autorización de reuniones de hasta 10 personas a partir de este miércoles, como parte del paquete de diez medidas para intentar contener la expansión del coronavirus en la provincia.

La ciudad duplicó sus casos de COVID-19 en apenas 11 días, con unos 17 contagios reportados el lunes. Sin embargo, el gobernador por ahora no tiene previsto retroceder de fase. Neuquén está ubicado en la cuarta y aspira a llegar a la quinta fase de distanciamiento social.

La provincia tiene cerca de 100 casos activos de coronavirus y la mayoría se produjo en los últimos días. “Esta situación no termina y, mientras dure, debemos respetar los nuevos modos de relacionarnos, mantener la distancia social de 2 metros, utilizar el barbijo y extremar las medidas de prevención para cuidarnos”, expresó el gobernador Gutiérrez.

El freno a la flexibilización de la etapa del distanciamiento social obligatorio recae, por ahora, en los encuentros sociales y retrasa la habilitación de otras actividades que esperaban su turno, como los shoppings, las ferias y el turismo.

Chaco

Este lunes, el gobernador Jorge Capitanich dijo por su lado que regresará a un esquema de férreas restricciones hasta el 21 de junio en la capital, Resistencia, junto con Barranqueras, Fontana y Puerto Vilelas, todas dentro del departamento de San Fernando, el único donde se mantiene la circulación viral.

El decreto dispone que en las cuatro localidades cesen todas las actividades no esenciales, inclusive la venta de combustible, que se expenderá solo para posibilitar las tareas de seguridad y salud. Chaco registra 1.326 casos de COVID-19 y 72 muertos y es la tercera provincia más afectada por la pandemia.

Podría interesarte también !!!  COVID-19: Argentina supero el millon de casos positivos

Entre Ríos

En Entre Ríos, la localidad de Ceibas –a 290 kilómetros de Paraná, en el departamento Islas– decidió volver ayer a la fase 1 del aislamiento por la pandemia en virtud de los casos positivos de coronavirus detectados en Ibicuy.

El 5 de junio, las ciudades de Colón, San José, San Justo y Pueblo Liebig ya habían retornado a esa fase de la cuarentena por un plazo de dos semanas. Colón transitaba hacia la flexibilización de nueva actividades, pero tuvo que interrumpir ese esquema ante la aparición del nuevo brote, que se originó por un mate compartido.

A pesar de su baja densidad poblacional, la enfermedad aún no pudo frenarse en el distrito litoraleño. Según el último reporte epidemiológico, se detectó un acumulado de 108 casos positivos de coronavirus y 4 nuevos contagios.

Provincia de Buenos Aires

En el interior de la provincia de Buenos Aires, muchos municipios que tenían pocos o nulos contagios debieron extremar las medidas sanitarias. Unos 28 municipios que presentaron casos de coronavirus en los últimos días permanecen en la fase cuatro, mientras que son unos 42 distritos del área metropolitana los que continúan en la fase 3.

Aquellos que registraron nuevos contagios en el interior provincial son 25 de Mayo, Adolfo Gonzales Chaves, Arrecifes, Ayacucho, Bahía Blanca, Balcarce, Baradero, Capitán Sarmiento, Carmen de Areco y Chascomús, Gral. Madariaga, Gral. Pueyrredón, General Villegas, Junín, Partido de la Costa, entre otros.

Días atrás, el partido bonaerense de Laprida regresó a la fase 1 del aislamiento social preventivo y obligatorio luego de que se confirmaran siete casos por coronavirus en menos de 48 horas. El distrito, de más de 10.000 habitantes, se encontraba en la fase 4 de distanciamiento.

Otras localidades retrocedieron de la fase 5 de distanciamiento a la 4, con menos actividades. En ese grupo están Adolfo Gonzales Chaves, Ayacucho, General Madariaga, General Villegas y San Andrés de Giles. Mientras que Salto y Olavarría cayeron hasta la fase 3 esta semana, de acuerdo al registro oficial.

Lo concreto es que todavía hay unos 65 municipios bonaerensessin casos en los últimos 21 días” y que comienzan a transitar la fase 5 de la cuarentena o “nueva normalidad”, donde se reanudan nuevas actividades con “distanciamiento social preventivo y obligatorio”.