La epidemia del coronavirus COVID19 como era de esperar, llegó a la Argentina. De acuerdo al profesor y epidemiólogo Marc Lipsitch, de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, dada la ratio de contagio del virus, para 2021 «entre el 40% y el 70%» de la población mundial habrá sido infectada por el Coronavirus.

Coronavirus: Entre el negocio del pánico y la necesaria prevención

La epidemia del coronavirus COVID19 como era de esperar, llegó a la Argentina. De acuerdo al profesor y epidemiólogo Marc Lipsitch, de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, dada la ratio de contagio del virus, para 2021 «entre el 40% y el 70%» de la población mundial habrá sido infectada por el Coronavirus.

La infección del coronavirus a nivel mundial

Buena parte de quienes padezcan el virus solo experimentarán una enfermedad leve o incluso asintomática. Otro especialista, Gabriel Leung, titular del departamento de medicina pública de la universidad de Hong Kong, sostuvo que si se mantiene la tasa de infección de cada infectado contagiando a un promedio de 2,5 personas, el coronavirus podría llegar a un porcentaje «que oscilaría entre el 60% y el 80% de la población».

Al igual que lo que ocurre con la gripe, el mayor peligro reside en los casos de adultos mayores y personas con dificultades respiratorias previas.

El coronavirus en Argentina

El primer caso argentino detectado de coronavirus fue un hombre de 43 años que había viajado a Milán y volvió al país en un vuelo de Alitalia. Es sabido, dado el período de incubación asintomático, que los casos detectados son una minoría del total de contagiados.

Podría interesarte también !!!  Coronavirus: 391 personas fallecieron y 13.467 nuevos contagios

El tiempo en llegar el virus a la Argentina fue similar a lo ocurrido en 2009-2010 con el virus de la Gripe A H1N1, con primeros casos detectados en abril de 2009 en México, llegando en mayo de ese año a nuestro país.

Toda esta situación debería servir para acrecentar las medidas de prevención e higiene, no el pánico en la población. Como dato, sirve recordar que a pesar de la paranoia vivida en 2009, en nuestro país fallecieron por Gripe A unas 600 personas, una cifra relativamente menor si la comparamos con los alrededor de 3500 muertos por gripe común.

Tanto en el caso de la gripe común, como en de la gripe A, como en el del coronavirus, la mortalidad alcanza a menos del 1% de los infectados (de acuerdo a la OMS el 0,7% de los casos fuera de Wuhan, China), focalizándose en la franja etaria de mayores de 65 años. Sin embargo, una de las complicaciones del virus para el sistema de salud es la saturación de los hospitales y terapias intensivas para los casos agudos.

Podría interesarte también !!!  Aborto legal, seguro y gratuito: más de mil personalidades piden "urgente" la ley

 

La Prevención ante el coronavirus

Toda esta situación debería servir para acrecentar las medidas de prevención e higiene, no el pánico en la población. La paranoia, en buena parte motorizada por los medios masivos de comunicación, olvida que la mortalidad del virus es similar al de la gripe común e ignora los miles de muertos por año por influenza (3500 defunciones anuales solo en Argentina), dramatizando cada nueva muerte por el «coronavirus».
 
El pánico, en buena parte motorizado por los medios masivos de comunicación, solo sirve a los intereses de los laboratorios internacionales, que en pocos meses podrán vender millones de dosis de los futuros medicamentos y vacunas que se desarrollen a todos los gobiernos del mundo. 
Las cotizaciones de acciones de laboratorios como Gilead, Modern Inc, Novavax, Inovio Pharmaceuticals, y otras, no paran de subir en las bolsas mundiales, del mismo modo en que lo hicieron con el H1N1 en 2009 los gigantes corporativos Glaxo, Roche y Novartis. Israel ha sido también uno los primeros países en anunciar una posible vacuna para los próximos meses.