DAKAR 2018: Dia 5

Triunfo sólido de Peterhansel, que afianza su liderato tras la debacle de Loeb, otro de los favoritos que dice adiós. Sainz es la primera alternativa seria al francés, aunque cede otros dieciocho minutos. En motos, el español Barreda se apuntó la victoria y regresa al ‘Top 5’.
La trituradora del Dakar sigue a pleno rendimiento después de una etapa entre San Juan de Marcona y Arequipa que ha vuelto a poner a la caravana patas arriba. Coches, UTV y camiones se han enfrentado hoy a 268 kilómetros de especial cronometrada y 666 de enlace. El recorrido de motos y quads ha sido diferente, con 266 kilómetros contra el reloj y 508 de enlace.
En la categoría de coches, Stéphane Peterhansel ha escapado indemne a un día tortuoso y se afianza aún más en el liderato tras ganar con cuatro minutos y 52 segundos sobreBernhard Ten Brinke y casi un cuarto de hora respecto a Giniel De Villiers.

‘Monsieur Dakar’ ha sido uno de los muy pocos que no han tenido problemas en unas dunas  tan blandas que parecían arenas movedizas, y en las que todos sus compañeros han caído. “Nosotros no hemos tenido percances pero ha sido muy complicado. En lo que se refiere al tramo de dunas, ha sido sin duda el más difícil desde que arrancara el rally. Seb y Carlos se han quedado varados en la arena. No hemos podido ir a ayudarlos porque si nos paramos corremos el riesgo de no volver a reanudar la carrera”, comentaba al final de la primera mitad de la especial.

Y es que después del accidente de Despres en el día de ayer, Peugeot ha tenido que decir hoy adiós a las opciones de victoria con otro de sus coches, el de Sébastien Loeb. El piloto francés, ganador de la etapa anterior, abría hoy pista y ha comenzado a perder tiempo desde los primeros kilómetros. Tras quedarse enganchado en varias ocasiones, Loeb ha caído a una olla que le ha hecho perder dos horas y 45 minutos. La enganchada de Loeb ha sido tal que ni siquiera su compañero Cyril Despres ha sido capaz de remolcarle con su 3008 Maxi. El golpe ha sido tan violento que su copiloto, Daniel Elena, ha resultado herido, lo que obliga a ambos a abandonar el rally.

Carlos Sainz no ha tenido mejor suerte. El español salía segundo y ha sido otro de muchos pilotos –alrededor de quince- que quedaban enganchados en los primeros kilómetros de la especial. El madrileño ha seguido perdiendo más y más tiempo a lo largo de la especial, y ha acabado llegando a la meta en la cuarta posición provisional con una pérdida de 18 minutos y diez segundos.

Toyota ha sido el equipo que ha sacado tajada de la carnicería de hoy, y Bernhard Ten Brinke ha sido segundo. El neerlandés ha estado luchando contra Peterhansel y el Mini de Al-Rajhi en los primeros puntos de paso, pero el ritmo marcado por Peterhansel en la segunda parte de la especial ha sido imposible de replicar. Por su parte, Giniel De Villiers ha conseguido la tercera posición, por delante del propio Sainz y de Nasser Al-Attiyah.

El príncipe catarí no ha vivido tanta suerte como sus compañeros de Toyota, y en la zona neutralizada tenía que reemplazar la caja de cambios de su Hilux. Nasser ha perdido hoy 24 minutos y 33 segundos.

En lo que respecta  a, Sainz e Isidre Esteve son los dos únicos que han llegado a la meta, en el momento en que se escriben estas líneas. Isidre lo ha hecho con una desventaja de dos horas, nueve minutos y 40 segundos, en la posición número 32. Óscar Fuertes está a un solo ‘waypoint’ de terminar, y marcha en la posición 35, provisionalmente, mientras que Jesús Calleja ya ha pasado por el ‘waypoint’ cuatro. En cuanto a Cristina Gutiérrez, ya ha salido de la zona neutralizada y está a cuatro ‘waypoints’ de la meta. Hoy ha salido de las últimas después de estar ayer once horas en competición por problemas de sobrecalentamiento en el coche y enganchadas en el fesh-fesh.

Tras los resultados de hoy, la general queda aún más rota. Stéphane Peterhansel es el líder con 31 minutos y 16 segundos sobre Sainz. La tercera posición le corresponde a Ten Brinke, con una desventaja de una hora y cuarto.