Con el paso del tiempo, los especialistas van conociendo mejor cómo actúa el coronavirus, y cuáles son la mayoría de los síntomas frecuentes. En el último tiempo se sumó la dificultada para tragar a otros como la pérdida del gusto y el olfato.

Disfagia orofaríngea, el síntoma que afecta a contagiados con coronavirus

Con el paso del tiempo, los especialistas van conociendo mejor cómo actúa el coronavirus, y cuáles son la mayoría de los síntomas frecuentes. En el último tiempo se sumó la dificultada para tragar a otros como la pérdida del gusto y el olfato.

A diferencia de la pérdida de sensaciones olfativas, la incapacidad de deglutir sucede en los casos de cierta gravedad, y que han debido ser hospitalizadas. También se advirtió que la incidencia es mayor en las personas de edad avanzada, que de hecho suelen presentar estas molestias.

Cerco de los 25 % de los gertontes puede tener “disfagia orofaríngea” o dificultad para tragar. Este porcentaje sube al 50 % si se trata de ancianos con coronavirus.

Etapas de la disfagia

  • La primera, conocida como viral, nos presenta un cuadro clínico parecido a la gripe.
  • La segunda, evoluciona a un cuadro más grave relacionado con problemas respiratorios. Es aquí, donde el paciente es ingresado, donde se observa la disfagia.
  • La tercera es la que requiere ingreso en la UCI, y es provocada por una expuesta hiperinflamatoria.
  • Pacientes en terapia intensiva: la dificultad para tragar es más frecuente en los pacientes que intubados, con sonda nasogástrica o que han pasado por una traqueotomía.

Lo que encendió la alarma es que este nuevo síntoma puede ocasionar severos problemas nutricionales en los pacientes, que debilitarían aún más su salud. El especialista Pere Clavé explicó la incidencia de la dificultad para tragar en el desarrollo de la enfermedad. 

3 etapas del proceso infeccioso:

  • Pacientes en terapia intensiva: la dificultad para tragar es más frecuente en los pacientes que intubados, con sonda nasogástrica o que han pasado por una traqueotomía.
  • Pacientes graves: presentan disfagia muchos de los enfermos hospitalizados de gravedad, aunque no hayan sido trasladados a terapia intensiva. Es frecuente en los cuadros respiratorios graves.
  • Pacientes post covid: tras superar la fase aguda, muchos pacientes comienzan con las dificultades para deglutir. También presentan malnutrición y pérdida de masa muscular en la lengua y faringe (sarcopenia).
Podría interesarte también !!!  ESPAÑA: Anuncio nuevo estado de emergencia nacional

En Resumen

La Disfagia orofaríngea es un síndrome con una etiología multiple, en el que se produce un obstáculo mecánico o funcional a la progresión del alimento durante la fase orofaríngea de la deglución, manifestándose clínicamente por la sensación de estancamiento del alimento a nivel cervical.

Disponemos para su evaluación de una técnicas complementarias (videorradiología, manometría, endoscopia e isótopos), y dada su complejidad se requiere, en su manejo diagnóstico-terapéutico, de una participación profesional multidisciplinaria, siendo necesario priorizar los objetivos diagnosticos lo que marcará la aproximación terapéutica a estos pacientes.

Cuando la DO (Disfagia orofaríngea) está causada por lesiones estructurales o por enfermedades susceptibles de curación/ mejoría, la terapia quirúrgica o farmacológica específica cura/mejora la enfermedad causal y con ello desaparece o mejora la disfagia.

Si la DO es secundaria a una disfunción neuromuscular sin tratamiento específico, lo primero será establecer la indicación de mantener alimentación oral o no, para reducir el riesgo de neumonía por aspiración.

En los casos de DO invalidante y con riesgo de aspiración pulmonar, debe contemplarse la alimentación no oral, temporalmente mediante sonda nasogastrica o de forma más permanente con la gastrostomia endoscópica percutánea.

Podría interesarte también !!!  Coronavirus: 14.308 nuevos casos se registraron en Argentina