Según análisis independientes de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica NOAA, las temperaturas globales de la superficie de la Tierra en 2019 fueron las segundas más cálidas desde que el registro moderno comenzó en 1880.

El 2019 fue el segundo año más caluroso de la Historia

Según análisis independientes de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica NOAA, las temperaturas globales de la superficie de la Tierra en 2019 fueron las segundas más cálidas desde que el registro moderno comenzó en 1880.

La tendencia del calentamiento global

A nivel mundial, informó ayer la NASA, las temperaturas de 2019 fueron superadas solo por las de 2016 y continuaron la tendencia al calentamiento del planeta: los últimos cinco años han sido los más cálidos de los últimos 140 años.

El año pasado fue 1,8 grados más cálido que la temperatura promedio de 1951 a 1980, según los científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA en Nueva York.

La década más cálida de la tierra

“La década que acaba de terminar es claramente la más cálida registrada”, dijo el director de GISS, Gavin Schmidt. “Cada década desde la década de 1960 ha sido manifiestamente más calurosa que la anterior”.

Desde la década de 1880, la temperatura global promedio de la superficie terrestre ha aumentado y ahora está más de 2 grados Fahrenheit por encima de la de finales del Siglo XIX. Como referencia, la última Edad de Hielo fue aproximadamente 10 grados Fahrenheit más fría que las temperaturas preindustriales.

Utilizando modelos climáticos y análisis estadísticos de datos de temperatura global, los científicos concluyeron que este incremento se debe principalmente al aumento de las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero producidos por las actividades humanas.

La barrera de los 2 grados

“Cruzamos la línea de más de 2 grados de calentamiento en 2015 y es poco probable que la crucemos de vuelta. Esto muestra que lo que está sucediendo es persistente, no una casualidad debido a algún fenómeno climático: sabemos que la tendencia a largo plazo está siendo impulsada por los niveles crecientes de gases de efecto invernadero en la atmósfera”, dijo Schmidt.

Debido a que las ubicaciones de las estaciones meteorológicas y las prácticas de medición cambian con el tiempo, la interpretación de las diferencias de temperatura media global específicas de un año a otro tiene algunas incertidumbres. Teniendo todo eso en cuenta, la NASA estima que el cambio medio global de 2019 tiene una precisión de ±0,1 grados, con un nivel de certeza del 95%.