El Día del Amigo siempre representó una gran suma para los sectores gastronómicos y los bares, no obstante, en el AMBA la cuarentena los obliga a mantener las persianas bajas y sufrir un gran golpe económico. 

El 74% de los bares del AMBA podría cerrar

El Día del Amigo siempre representó una gran suma para los sectores gastronómicos y los bares, no obstante, en el AMBA la cuarentena los obliga a mantener las persianas bajas y sufrir un gran golpe económico. 

Un Día del Amigo sin festejos

Según datos de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) esta fecha se ubica en el tercer lugar del ránking de consumo en establecimientos gastronómicos, detrás del Día de la Madre, en octubre, y el del Padre, en junio.

En el caso de las cervecerías y los bares, ocupa el segundo lugar en el listado. El primero se lo lleva San Patricio, que este año cayó el martes 17 de marzo, tres días antes de que se decretara la cuarentena obligatoria. Sin embargo, la mayoría de los locales no pudo abrir porque ya regían medidas restrictivas.

La transformación de los Bares

Para intentar reactivar el comercio, la mayoría de los locales idearon promociones para esta fecha, desde cajas con productos para regalar hasta platos especiales para la ocasión. Muchos de ellos, acompañados de tragos o champagne para brindar a distancia.

Podría interesarte también !!!  Detectaron en Argentina dos casos de coronavirus de la cepa Delta

Más allá de que muchos de los comercios gastronómicos continúan trabajando con modalidades como take away, delivery o, en las provincias que se encuentran en fase 5, con sus puertas abiertas, aunque con rigurosos protocolos y ocupación limitada, la mayoría no alcanza a facturar lo suficiente ni para cubrir sus gastos.

Sin consumidores no existe el sostén

La escasez de clientes, el bajo consumo y los gastos de los materiales para implementar protocolos pusieron a los gastronómicos entre la espada y la pared. “Sin consumidores no es posible sostener a las empresas y sus puestos de trabajo”, advierten desde la FEHGRA e informan: “El 74% de los establecimientos gastronómicos prevén el cierre en caso de continuar la situación actual”.

Actualmente en gastronomía se trabaja con el único objetivo y esperanza de no fundirse.

“Económicamente te conviene cerrar y abrir cuando te toque abrir”, remarca el dueño de La Fernetería. Según explica, no cerrar es un tema de “voluntades” y hoy los empresarios abren “para perder un poco menos”, y para mantener la comunicación activa con sus clientes.

Podría interesarte también !!!  Cumbre del G7: Cambio climático y pandemia

Las Pymes del sector

La FEHGRA explica que la mayor parte del sector está conformado por PyMEs, muchas de ellas familiares y, junto con la hotelería, emplea a 650.000 personas en todo el país. Por eso, destaca la importancia de avanzar con el proyecto de la Ley de Emergencia Turística, que incluye medidas de rescate para sostener al sector.

Entre varios puntos, apunta a que el Estado ayude a los pequeños empresarios en el pago de los salarios; la reducción de las tarifas de los servicios públicos y el diferimiento de sus vencimientos; créditos a tasa cero y flexibles para capital de trabajo; exenciones impositivas; o la reducción del IVA en los servicios prestados por el sector.