La ex procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, calificó como "un apriete mafioso" de Cambiemos la elevación a juicio oral en una causa en su contra,

El apriete mafioso de Cambiemos

La ex procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, calificó como “un apriete mafioso” de Cambiemos la elevación a juicio oral en una causa en su contra, “minutos antes de declarar” como testigo en el marco de la causa en la que se investigan las presiones de la denominada “mesa judicial” de Juntos por el Cambio sobre jueces.

“Es como un apriete mafioso. Me quieren recordar que tienen poder y que pueden ejercer violencia contra mí. Sabían que iba a declarar sobre la Mesa Judicial y me elevaron a juicio para que tenga cuidado sobre lo que iba a decir”, resaltó Gils Carbó.

La mesa judicial

Precisó que fue notificada de la elevación a juicio oral en una causa por supuestas irregularidades en la compra de un edificio para la Procuración, “minutos antes de declarar” ante el fiscal Franco Picardi en la investigación que se sigue por la denominada “mesa judicial”.

“Cuando yo buscaba el link para acceder a prestar declaración ante el fiscal Picardi, me notificaron que me llevaban a juicio. Fue minutos antes de declarar, no pude leer los fundamentos”, explicó.

En ese marco, afirmó que el gobierno de Mauricio Macri fue “autoritario porque se destacó por la persecución política a opositores, mientras aplicaba políticas económicas que pauperizaban a la clase media”.

“Cambiemos tenía un plan en el que era importante manejar el Ministerio Público Fiscal y no quería que yo fuera la cabeza de ese organismo”, relató.

La persecución de la gestión Cambiemos

Además, destacó que durante el macrismo “fueron años de persecución con altos grados de violencia”, y puntualizó: “El fiscal Picardi me preguntó si yo había sido perseguida y le narré lo que me pasó durante una hora y media. El mayor grado de violencia fue haber involucrado a mis hijas”.

Podría interesarte también !!!  Judiciales: Conceden las libertad condicional a Amado Boudou

Por último, subrayó que Fabián “Pepin” Rodríguez Simón, el ex asesor de Macri, le dijo al fiscal Gabriel De Vedia que si no renunciaba a su cargo como procuradora General de la Nación iba a ir presa junto a sus hijas.

“Ese fue el tiro de gracia en mi caso.(El fallecido juez federal Claudio Bonadío estaba a cargo de la causa de mis hijas, por eso era verosímil que las pudieran detener”, agregó.