El Banco de la Nación Argentina (BNA), el más grande del sistema argentino en todos los sentidos (sucursales, depósitos, cuentas, etc.), es una especie de gigante dormido. 

El Banco Nación tendrá como gerente general a María del Carmen Barros

El Banco de la Nación Argentina (BNA), el más grande del sistema argentino en todos los sentidos (sucursales, depósitos, cuentas, etc.), es una especie de gigante dormido. 

A diferencia de otras áreas del Gobierno Nacional, obligadas por la misma coyuntura a resolver rápido, como la Anses (incluyendo el desplazamiento de Alejandro Vanoli por Fernanda Raverta) o el PAMI, el banco estatal tardó unos cuantos meses en conformar su directorio, compuesto además por personas de diferente extracción política.

La conducción del Banco Nación

La conducción es una mezcla entre Hecker, originario políticamente del Frepaso cuando Aníbal Ibarra era jefe de Gobierno porteño; Matías Tombolini, un independiente cuyo último espacio fue el lavagnismo; los peronistas Martín Ferré, José Pampuro y Federico Sánchez. Además de Cecilia Fernández Bugna, cercana a La Cámpora; el economista Claudio Lozano, de la CTA, entre otros directores.

Si congeniar un directorio tan diverso no parece fácil, a ello se suma que el gerente general es Héctor Randazzo, un interino a punto de jubilarse. Ello se produjo tras el desplazamiento de Juan José Fragati, a quien se investiga -mediante un sumario interno- por el caso Vicentin.

Para contrarrestar la actual dinámica, y relanzar la gestión del banco, el próximo 26 de octubre, cuando la entidad cumpla su 129º aniversario, se hará oficial el nombramiento de una gerente general mujer, la primera en la historia

Podría interesarte también !!!  Permisos de circulación a los transportes internacionales

 

¿ Quien es María del Carmen Barros ?

Esta mujer tiene una larga trayectoria en el BNA, además de una fuerte especialización en material comercial y crediticia. En la consideración de Hecker, le habría ganado la pulsada a Martín Rayib, actual titular de la cartera de Banca Personas.

“Sería la primera mujer en asumir la gerencia general del banco, un verdadero hito histórico”, se entusiasma un allegado a Hecker. “Una decisión en la línea del protocolo de igualdad de género y las políticas inclusivas para el colectivo LGBT”, agregó.

Pero una cuestión es avanzar contra la discriminación por orientación sexual, un objetivo muy loable, y otra es que una gerente general mujer garantice eso por sí misma. Más aún, cuando -como en el caso de Barros- es la candidata de Hecker, pero probablemente no dentro de los otros sectores que son influyentes dentro del banco.

Además, con una particularidad: la llegada a la presidencia de Hecker obedeció más a cuestiones personales (su afinidad con un antiguo amigo del presidente Alberto Fernández); en tanto que los restantes miembros del directorio representan a algún espacio político de la coalición gobernante. Por ello, algunos descuentan la llegada de Barros a la gerencia general, y otros dudan que se termine produciendo.

Podría interesarte también !!!  El Estado se presentara como querellante en la causa Macri y otros

Los otros competidores por la gerencia del Banco Nación

Por otra parte, se espera que por lo menos dos sectores impulsen a sus candidatos. Por un lado el gremio La Bancaria, que tiene fuerte incidencia en el manejo del banco. La fortaleza de Sergio Palazzo como sindicalista, además de hombre consulta del presidente y la vicepresidenta, es innegable.

Por otra parte, La Cámpora jugará sus fichas. En los últimos años de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, el representante de esa fuerza en el banco, Juan Ignacio Forlón, clave a la hora de nombrar gerentes.

Un movimiento de pinzas entre La Bancaria y La Cámpora acotarían aún más el poder de maniobra de Hecker. El nombramiento del nuevo gerente (o gerenta) general será una prueba de fuego en tal sentido