El cheque electrónico (echeq) se catapultó como la opción preferida de las pequeñas y medianas firmas en que la pandemia obligó a las empresas

El crecimiento del Cheque Electrónico – ECHEQ – en pandemia

El cheque electrónico (echeq) se catapultó como la opción preferida de las pequeñas y medianas firmas en que la pandemia obligó a las empresas, especialmente las Pymes, a buscar nuevas formas de financiarse.

En este sentido, el cheque electrónico (echeq) se catapultó como la opción preferida de las pequeñas y medianas firmas, representando el 55% del total negociado en los cheques de pago diferido (CPD) con un volumen de $37.400 millones.

Costos y flexibilidad para las empresas pequeñas

“Su uso crece por las ventajas en cuanto a costos y flexibilidad. Esto último refiere a su régimen, que permite un número no limitado de endosos, con lo cual la circulación se facilita una enormidad”, afirma a Guillermo Fretes, socio del estudio de abogados Fretes-Casaburi-Grinenco.

Además, el experto señala que las sociedades de garantía recíprocas (SGR) “suponen una herramienta muy importante para las empresas pequeñas que no tienen una trayectoria en el mercado (track record) para demostrar y así suman un aval que compensa”.

“Sin esa garantía líquida que provee el fondo de riesgo de las SGR, conseguir fondos en el mercado sería un desafío casi insuperable. Esa situación estructural no cambió con la cuarentena, por ello este mecanismo sigue siendo clave para la inserción de las Pymes”, agrega Fretes.

Digitalizar los cheques

Marcelo Kremer, secretario del consejo de administración de la Federación de Argentina de Cooperativas de Crédito, confirma a iProUP que desde el inicio de la pandemia y a causa del aislamiento, el uso del echeq creció de manera inuscitada.

“Los pagos fueron reemplazados por los cheques electrónicos. Una vez que las grandes empresas los implementaron, toda la cadena de valor tuvo que empezar a usarlos. Esto hizo que la operatoria le fuese ganando terreno al cheque físico”, dice.

A su vez, este ejecutivo, observa una gran ventaja de esta herramienta: “permite conocer la trazabilidad de todos los endosos, lo que brinda una seguridad que antes no teníamos con los cheques papel”.

Podría interesarte también !!!  AFIP exime a los monotributistas del "impuesto al cheque"

“El desempeño del echeq es excelente, las Pymes se adaptaron muy bien a su uso y de manera muy rápida. Ya son el el principal instrumento elegido para financiarse en el Mercado de Capitales”, revela a iProUP Fernando Luciani, CEO del Mercado Argentino de Valores (MAV).

En este mismo sentido avanzaron los principales inversores institucionales, que representan la demanda de estos instrumentos Pymes e incorporaron rápidamente al cheque electrónico en sus carteras.

“La negociación de echeqs durante septiembre arribó a los $7.768 millones con 8.254 instrumentos operados. Esto equivale a un incremento del 21% en relación con agosto. En tanto, representó 55% del total de cheques negociados”, agrega Luciani.

Desde su primera negociación (marzo 2020), los echeqs acumulan $40.000 millones en financiamiento para las Pymes, con un total de 45.000 operaciones.

La opinión de la Banca privada

“En septiembre emitimos más de 85.000 echeqs, por un monto de más de 36.600 millones de pesos. La cantidad de estos documentos se multiplicó 29 veces  respecto a marzo, cuando comenzaron las medidas sanitarias de prevención frente al Covid-19”, describen desde Santander.

Y añaden: “El volumen operado total creció más de 36 veces, en el mismo período, con un monto promedio por cheque cinco veces mayor”.

Los cheques electrónicos tienen un plazo de hasta 30 días desde la fecha de pago para ser depositados. “Además, ofrecemos el servicio de custodia, mediante el cual en la fecha de pago el banco los deposita automáticamente en la cuenta del cliente”, completa.

“Al igual que un cheque físico, los echeqs pueden ser rechazados y se puede accionar judicialmente a través de la vía ejecutiva. Recientemente le hemos sumado nuevas funcionalidades de aceptación, custodia y deposito masivos: se pueden realizar estas acciones seleccionando hasta 50 echeqs en una sola operación y se implementó la emisión de hasta 50 echeqs”, cuenta a iProUP Damián Hunzinger, de la Gerencia de Desarrollo de Productos para Empresas de Santander.

Podría interesarte también !!!  INDEC: Las ventas en supermercados mayoristas en mayo subieron un 7,6%

En cuanto al descuento de estos instrumentos, en agosto se realizaron en Santander 10.242 echeqs por $4.253 millones, a una tasa promedio de 13,5%. En el volumen total, echeq ya representa el 40% de los descuentos de cheques.

Por su parte, Milagro Medrano, gerente de Bancas Comerciales y Relaciones Institucionales del Macro, confirma que el crecimiento del instrumento en lo que va del año supera el 5.300%.

Y remarca: “La emisión simple de e-cheq está siendo adoptada con mayor penetración por Pymes y, con nuestro desarrollo, apuntamos a que las empresas grandes se sumen aprovechando todas las funcionalidades habituales del servicio de pago a proveedores”.

“A la hora de utilizarlo para financiarse, los clientes encuentran en el echeq la posibilidad de descontarlos a tasas muy convenientes en los bancos y a través de un proceso mucho más ágil y digitalizado”, comenta la gerenta de Banca Empresas de Banco Comafi.

Y agrega: “Además de tasas especiales, agregamos un diferencial que es la posibilidad de avalar tanto echeqs de terceros como propios y negociarlos en el segmento de avalados del Mercado Argentino de Valores”.

Según la ejecutiva, las tasas están en 30% promedio en plazos que pueden llegar a 365 días, mientras que en bancos había ofertas desde 12% hasta 24%, pero a no más de 120 días.