El Gobierno tiene decidido avanzar con la revisión de todos los nombramientos  de funcionarios con sueldos superiores a los 90 mil pesos que haya hecho por la administración de Mauricio Macri.

El gobierno de Fernández revisa los nombramientos que dejo Macri

El Gobierno tiene decidido avanzar con la revisión de todos los nombramientos  de funcionarios con sueldos superiores a los 90 mil pesos que haya hecho por la administración de Mauricio Macri.

El proceso implica revisar con atención los concursos y designaciones transitorias en la era Cambiemos. Se analizarán tanto la administración pública nacional, incluyendo organismos descentralizados, como las empresas en las que el Estado tiene mayoría accionaria.

Demasiados Funcionarios

Desde la Jefatura de Gabinete encabezada por Santiago Cafiero explicaron que “hay demasiados funcionarios con la calificación más alta posible sin que cumplan los requisitos profesionales y académicos correspondientes”.

El análisis comenzará con los cargos de directores nacionales con calificación “A”, la más alta que se puede alcanzar, y sueldos promedio neto de unos 90.000 pesos. En particular, se estudiarán las designaciones “de personas menores de 25 años con cargos importantes y que no cuentan con los requisitos administrativos correspondientes”.

La conversión de la “grasa militante”

“No estamos haciendo nada diferente a lo que hizo Cambiemos cuando asumió a fines del 2015”, justificaron. Y añadieron: “El gobierno de Mauricio Macri sobredimensiono el número de directores nacionales, mientras que se despidió a mucha gente, unas 41.000 personas, de cargos muy bajos, a los que ellos llamaban la grasa militante”.

Podría interesarte también !!!  INDEC: El desempleo en Argentina

Aunque aún no hay números concretos, se estima que la cifra de funcionarios cuyas designaciones serían revisadas superaría los 3 mil. La primera medida adoptada en este sentido fue la suspensión por 180 días el decreto 788 que le garantiza estabilidad por cinco años y aumento salarial a estos funcionarios. El objetivo es que los designados para estos cargos sean “sin privilegios”, es decir, que “deberán cumplir los requisitos académicos correspondientes”.

68.000 empleados

Por otro lado, para los cargos más bajos sí se pretende avanzar con un proceso de estabilización, ya que, sin contar a las Fuerzas Armadas o de Seguridad, el 45% de la plantilla estatal nacional (unas 68 mil personas) tiene cargos transitorios. En especial, se buscará el pase a planta permanente mediante concurso de aquellos funcionarios que ejerzan sus cargos hace más de diez años.

Desde el Gobierno afirman que el recorte no pasa por una cuestión salarial, ya que el gasto en personal en la administración pública nacional sólo implica el 4% del presupuesto nacional. Pero también advirtieron que serán revisados los casos en los que funcionarios de alto rango “se otorgaban unidades retributivas a sí mismos, que no son pocos”.

Podría interesarte también !!!  INDEC: El desempleo en Argentina