El nuevo escenario económico que vive hoy Argentina, con cepo o control de cambios, volvió a poner en boga algunos términos y personajes característicos del sistema.

El lenguaje de la city porteña en épocas de cepo

El nuevo escenario económico que vive hoy Argentina, con cepo o control de cambios, volvió a poner en boga algunos términos y personajes característicos del sistema.

La decisión del Banco Central de que los particulares puedan comprar un máximo de 10.000 dólares por mes reactivó en Argentina el mercado paralelo del dólar que se había fortalecido en los últimos años de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner (2008-2011 y 2011-2015).

 

Arbolitos

Son particulares que se encargan de vender el dólar paralelo o blue por fuera del sistema financiero. Suelen pararse en zonas turísticas o de gran actividad comercial y financiero, llamando la atención de sus posibles clientes al grito de “¡cambio!” o directamente mencionando las monedas dólar, euro o real.

Se dice que el origen del término arbolito proviene del “color verde” de los vendedores informales, producto de su tenencia de dólares, y de que se encuentran parados en las aceras de la ciudad.

Cuevas

Cuando un cliente es cautivado por la oferta y se acerca al arbolito, la transacción no se hace en ese lugar. Por su condición de irregular y cuestiones de seguridad, el cambista extraoficial conduce al comprador hacia una cueva, es decir, una oficina en la que concretan la transacción.

Las cuevas pueden ser casas particulares, kioscos, bares, oficinas o cualquier tipo de lugar ‘seguro’ que se encuentre, incluso, a un par de cuadras del arbolito.

Puré

Se dice hacer puré o directamente dólar puré a la transacción que resulta de comprar todos los dólares que permite el cupo mensual en el mercado formal para luego venderlos, a un precio mayor, en el mercado paralelo.

Leé Más !!!  Elecciones 2019 : Debate Presidencial 2019

El origen del término no está demasiado claro, aunque podría deberse a la mezcla de diferentes tipos de dólar —algo habitual en la crisis de 2001—, a modo de puré.

Rulo

El ‘rulo’ puede considerarse una operación similar al ‘puré’ aunque sin salir del mercado oficial. Los especuladores compran el total del cupo permitido en dólares para luego utilizarlos para la compra de bonos en dólares.

Los bonos son luego vendidos en el Mercado Electrónico de Pagos (MEP), un sistema de liquidación en tiempo real, en el que pueden obtener cotizaciones incluso más beneficiosas.