La ciudad de La Rioja es escenario hoy de la beatificación de los primeros cuatro mártires que fueron asesinados por la última dictadura cívico-militar

El obispo Enrique Angelelli fue proclamado hoy beato y mártir

5/5 - (3 votos)
La ciudad de La Rioja es escenario hoy de la beatificación de los primeros cuatro mártires que fueron asesinados por la última dictadura cívico-militar, entre ellos el obispo Enrique Angelelli, durante la ceremonia multitudinaria que presidio el enviado especial del papa Francisco.

El enviado del Papa Francisco, el cardenal Giovanni Angelo Becciu, celebró anoche, en la Catedral, la Misa de Vigilia en Oración por la Beatificación de los Mártires. Su mensaje, profundo y claro, quedó resonando.

https://www.youtube.com/watch?v=MkQSwEXwALs

 Según estimaciones, más de 50 obispos, 370 sacerdotes y 130 religiosos de distintas congregaciones, como así también cientos de miembros de delegaciones vinculadas a la Iglesia y a movimientos cristianos de diversos puntos de país y del extranjero acrecentaron ayer la presencia de una multitud de riojanos en la Misa de Vigilia en Oración. Juntos abarrotaron la Catedral, que no obstante el lleno, lució lo suficientemente frondosa, luminosa y vivaz como para cobijar a todos.

Frente al altar se ubicaron las autoridades gubernamentales, encabezadas a nivel local por el gobernador Sergio Casas y el intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza. También estuvieron presentes legisladores, funcionarios provinciales y nacionales de los poderes del Estado, autoridades de  instituciones y referentes de organizaciones, entre otros.

Podría interesarte también !!!  CAME: 824.764 turistas aprovecharon el fin de semana largo

Desde el ingreso de los obispos y sacerdotes, junto al cardenal Becciu, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, cada uno de los pasos de la ceremonia fue seguido con intensa emoción. Expresiones respetuosas de entusiasmo se alzaban desde la nave central y el transepto. El saludo a las imágenes de San Nicolás de Bari, patrono de La Rioja, y de la Virgen del Valle por parte del delegado venido de Roma expuso el marco de unión y la intimidad de un encuentro universal entre tantos rostros diferentes.

El obispo de La Rioja, monseñor Dante Braida, fue breve. Con alegría, dio la bienvenida al representante del Vaticano. “Gracias por traernos la presencia del Papa Francisco. Vivimos días intensos de preparación en los que intentamos ensanchar el corazón para recibir la gracia de Dios”, manifestó.

Ya durante la homilía, cuando el cardenal Becciu nombró a cada uno de los mártires: Angelelli, Murias, Longueville y Pedernera, y explicó que venía a celebrar su beatificación, el templo estalló en jubilosos aplausos. “Este es un verdadero momento de Dios”, remarcó. Comparando a los religiosos y al laico con Jesús, dijo que son “como la piedra que fue desechada para convertirse luego en la piedra angular, lo son hoy todos aquellos que por fidelidad al Evangelio son ridiculizados e ignorados”. Reflexionó así que “creyeron que matándolos serían desechados, reprimidos y anulados, pero fueron colocados juntos a Cristo como piedra angular de la Iglesia”.

Podría interesarte también !!!  "Argentina es la segunda reserva mundial de Litio"

Aseveró que “a partir de ahora serán propuestos a la veneración y reconocidos en todos los rincones de la Tierra, mientras que los poderosos de entonces permanecen en el olvido o han sido condenados por la historia. Es el misterio de la cruz que se renueva cada vez que cae un inocente”. Habló luego de la presencia de Jesús entre los hombres que, a pesar de las dificultades y las contradicciones, sostienen la persistencia del testimonio: “la fuerza de esa presencia es la que tuvieron los mártires”, expuso Becciu para llamar luego a “aclamarlos no sólo con el aplauso, sino con la vida y el corazón”.