Cuando el pasado mes de diciembre las negociaciones sobre el brexit estaban congeladas, Merkel se negó a abordar el problema en un encuentro bilateral con Johnson.

El tibio encuentro entre Merkel y Johnson

Cuando el pasado mes de diciembre las negociaciones sobre el brexit estaban congeladas, Merkel se negó a abordar el problema en un encuentro bilateral con Johnson. La unidad y los intereses de la UE siempre prevalecieron sobre las relaciones bilaterales.

“He trabajado con varios primeros ministros británicos, cada uno de ellos con una personalidad distinta”. Así respondió Angela Merkel a la audaz pregunta de un periodista sobre cómo valoraba el trabajo con Boris Johnson. Se trata del quinto jefe de Gobierno británico con el que la canciller ha tratado. Tony Blair fue el primero, hace 16 años.

Personalidades opuestas

Es difícil encontrar dos personalidades más opuestas que el excesivo británico y la sobria canciller alemana. Puede que Merkel se admire en privado con las ocurrencias de Johnson, pero, oficialmente, siempre se muestra sobria y diplomática.

Ya David Cameron depositó inútilmente sus esperanzas en que la canciller accedería a conceder privilegios a los británicos con tal de evitar el brexit. La misma intransigencia ha mostrado Merkel hacia Johnson.

En las relaciones post brexit, la canciller persiste en su actitud sobria y dijo preferir una solución pragmática para el problema de la frontera con Irlanda del Norte.

En realidad, Merkel se aferra al protocolo sobre Irlanda del Norte y habla de una solución basada en él, con el fin de garantizar la integridad del mercado interior de la UE. En el pasado, Boris Johnson amenazó con no aplicar esta parte del acuerdo del brexit.

Podría interesarte también !!!  Cuba: 59 personas procesados por participar en protestas

“Paso a paso”

“Hay algunas cosas que han cambiado hasta lo irreconocible desde la primera visita de Angela a Reino Unido”, dijo Boris Johnson en sus palabras de introducción. Y no hablaba del brexit, sino de fútbol, ya que es tradición que los británicos siempre pierdan ante los germanos.

Johnson no fue capaz de reprimir la alusión a la derrota del equipo alemán. “No ha sido una concesión voluntaria por mi parte para crear el clima adecuado durante mi visita”, respondió la canciller, que admitió cierta tristeza por la derrota.

Merkel anunció que quería establecer canales para que haya encuentros regulares anuales entre ambos Gobiernos en el futuro y poder profundizar las relaciones de amistad y cooperación.

La canciller dijo que quería desarrollar “paso a paso” las relaciones post brexit y ve con escepticismo el afán de Johnson por reanudar rápidamente los lazos bilaterales. Johnson quiere reforzar el peso de su país a nivel internacional y para conseguirlo trata de fomentar la cooperación bilateral con los diversos países, socavando así la cohesión de los europeos. Habrá que ver si el próximo Gobierno alemán prosigue de forma consecuente la estrategia de Merkel.

Podría interesarte también !!!  72.000 desplazados por inundaciones en Filipinas

Un té con la reina

Esta ha sido la vigésimosegunda visita oficial de Angela Merkel a Reino Unido y, aunque siempre ha sido considerada como una anglófila, los últimos Gobiernos británicos le han deparado más preocupaciones que alegrías.

La canciller siempre consideró un error el brexit y las condiciones de salida del Reino Unido han roto la confianza política en Alemania y en otros países europeos.  “Ahora abrimos un nuevo capítulo”, dijo Merkel, lapidaria, sobe el futuro, pero agregó que hace falta tiempo para recomponer la relación bilateral.

El punto culminante de esta amistosa, pero no verdaderamente cálida visita llegó con la visita a la reina Isabel II al final de la tarde.

Merkel se declaró admiradora de la monarca en la última cumbre del G7 en Cornwall y  le hizo una última visita como canciller en audiencia privada en el castillo de Windsor.

Un gesto de reconciliación de la Casa Real, que se esfuerza por reconducir los lazos de amistad con los vecinos desde el brexit.