Osvaldo ‘Chato’ Peredo falleció en su domicilio en Santa Cruz, según confirmó a EL DEBER una de sus hijas, Selma. En los últimos días su situación médica se había complicado.

Falleció Osvaldo ‘Chato’ Peredo, el llamado ‘último soldado del Che’

Osvaldo ‘Chato’ Peredo falleció en su domicilio en Santa Cruz, según confirmó a EL DEBER una de sus hijas, Selma. En los últimos días su situación médica se había complicado.

Los datos indican que sufrió varios paros respiratorios en las últimas horas y uno le quitó la vida. En 2017 tuvo una embolia que le dejó secuelas y eso deterioró su condición clínica.

El “Chato” de Bolivia y del “Che”

Peredo nació y creció en Trinidad (Beni) y fue influenciado por sus hermanos mayores, con quienes estuvo ligado al Partido Comunista de Bolivia y fueron líderes de los llamados movimientos guerrilleros.

Peredo se hizo un espacio entre los intelectuales nacionales y recibió el respeto de frentes distintos a los suyos. Su fallecimiento llevó a que las redes empiecen a exhibir condolencias y muestras de afecto de allegados y conocidos.

Las condolencias por la partida del “Chato”

Figuras como el presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, y el expresidente Evo Morales expresaron su pesar por el fallecimiento del médico a quien conocieron en su actividad política.

El ultimo soldado del “Che”, Ovaldo “Chato” Peredo

Se fue el ‘último soldado’ del Che Guevara, como era conocido en el entorno de la izquierda boliviana, de la cual fue uno de sus intelectuales más visibles. Osvaldo ‘Chato’ Peredo falleció el 12 enero, a los años 79 de edad como consecuencia de complicaciones respiratorias y después de tener una salud afectada por una embolia sufrida años atrás.

Podría interesarte también !!!  Campaña por el Día de la Abuela

El ‘comandante’ deja un legado que fue parte de la estructura revolucionaria de Bolivia. Nació y creció en Trinidad (Beni), se formó como médico en el Moscú de la Unión Soviética, donde también recibió formación ideológica y desde donde tuvo acercamiento con Ernesto ‘Che’ Guevara, a quien conoció en uno de sus viajes a Madrid (España), según el propio testimonio de Peredo en una entrevista dada al Diario Libre de Aragón (España).

A esto se suma otro de los hechos que marcarían su vida y sus ideales. Desde muy joven militó en la llamada izquierda radical del país, influenciado por sus hermanos Guido y Roberto (Inti y Coco), quienes se incorporaron a la guerrilla del Che Guevara en Bolivia. Fue militante e impulsor del Partido Comunista de Bolivia.

Después de la muerte en combate de esos dos hermanos, organizó la segunda incursión guerrillera guevarista en 1970 en la zona de Teoponte (La Paz) levantando las banderas que se relacionaron a la liberación nacional y socialismo, discurso que era parte del Ejército de Liberación Nacional. De esa experiencia escribió un libro, ‘Volvimos a las montañas’.

En la prisión era el médico de todos los reclusos y fue ahí donde desarrolló la técnica, los postulados y luego la filosofía que expone en ‘El camino a casa’ (relacionado al sicoanálisis) como testimonio de su práctica y “militancia” científica. Tras haber estado recluido, Peredo se fue exiliado a Chile justo cuando asumía Salvador Allende.

“Lo más importante que me ocurrió desde mis 13 años fue la guerrilla. Me cautivó del Che Guevara la perseverancia, la honestidad, el desprendimiento y su pedagogía con el ejemplo”, reseñó años atrás en una entrevista con Red Uno.

En los años que siguieron vivió sin domicilio fijo, moviéndose entre Chile, Bolivia y Argentina. Cuando se terminó el tiempo de dictaduras y la democracia volvió a los países de la región, Peredo se concentró en su tarea de médico, donde desarrolló estudios autodidactas de regresión (el retorno a situaciones límites que se vivieron en el pasado).

Podría interesarte también !!!  Macri "dio muchas muestras de apoyo al golpe de Estado en Bolivia"

Si bien estuvo abocado a esta labor, su devoción por los ideales de la izquierda lo llevaron a apegarse al Movimiento Al Socialismo, el partido azul que hoy gobierna en Bolivia. Fue allá por 1997 que se sumó al masismo y fue testigo del ascenso de Evo Morales.

En 2004 fue proclamado como candidato a la Alcaldía cruceña por el MAS. De la elección no salió victorioso, pero sí llegó a ser concejal por el MAS en la ciudad, así como asesor de la izquierda cruceña.

En 2015 se retiró del partido azul aduciendo que la derecha estaba influenciando al partido y se estrelló contra el entonces vicepresidente Álvaro García Linera, a quien acusó de no ser socialista y de ser un estorbo para el proceso de cambio.

Pero nuevamente, en 2020, la ‘revolución’ hizo su llamado y volvió al MAS, en la antesala a las elecciones y aunque no figuró en las listas de candidatos, su nombre fue recibido y aceptado por el partido que lo acogió.

Sin embargo, no pudo continuar con su labor política, ya que una embolia afectó a su salud en los últimos años y unas complicaciones respiratorias le segaron la vida en la tarde del martes, 12 de enero, para enlutar a quienes compartían sus ideas y y su devoción.

Una de sus últimas entrevistas la cedió semanas atrás, con EL DEBER Radio, donde se refirió a Evo Morales y a la actualidad del masismo en Bolivia.