Christine Lagarde renunció a la dirección del Fondo Monetario Internacional “temporalmente” para hacerse cargo de la presidencia del Banco Central Europeo.

FMI: en reemplazo de Lagarde asume el ultraliberal  Daniel Lipton

5/5 - (1 voto)
Christine Lagarde renunció a la dirección del Fondo Monetario Internacional “temporalmente” para hacerse cargo de la presidencia del Banco Central Europeo.

La salida de Lagarde de la conducción del FMI generó una fuerte repercusión en Argentina, el país que más dinero le debe al organismo internacional de crédito.

En su reemplazo se designó a Daniel Lipton, un funcionario que se opuso enérgicamente al visto bueno de la entidad crediticia internacional para que Argentina liquide sus reservas en dólares con la finalidad de mantener estable el valor del dólar.

Lipton defiende a ultranza los principios del libre mercado en general y la flotación libre del tipo de cambio en particular. Es decir, para Lipton, los bancos centrales no deberían vender dólares para evitar que el precio de la moneda caiga ante la demanda de divisa norteamericana.

Podría interesarte también !!!  Lasso convoca a un referéndum en Ecuador

Hasta ahora, Lipton era el segundo de Lagarde, ya que se desempañaba entonces como primer subdirector gerente. Es reconocido por ser un férreo opositor al ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, así también como a Guido Sandleris, titular del Banco Central de la República Argentina.

En su momento, Lipton terminó aceptando la política económica de Cambiemos destinada a generar un “veranito” financiero, aún a costa de liquidar las reservas en dólares del Banco Central, por pedido del presidente de su país, Donald Trump.

Según Lipton, los países deben hacer un “uso estricto” del dinero prestado por el FMI para liquidar deudas y evitar que los Estados caigan en default.

Podría interesarte también !!!  México: Multitudinaria marcha celebra 4 años de López Obrador

Para esto propone sin vueltas la necesidad de un ajuste fiscal lo suficientemente fuerte como para que los países encuentren rápidamente su equilibro a través de una política de déficit cero, tal como impulsó en su momento el varias veces ministro de Economía, Domingo Cavallo.

El Agora Digital