Diez pingüinos magallánicos fueron devueltos al mar en las playas de San Clemente del Tuyú luego de haber sido rehabilitados por presentar cuadros de desnutrición, deshidratación, anemia, hipotermia y alto grado de parasitosis.

Fundación Mundo Marino: diez pingüinos pudieron regresar al mar

Diez pingüinos magallánicos fueron devueltos al mar en las playas de San Clemente del Tuyú luego de haber sido rehabilitados por presentar cuadros de desnutrición, deshidratación, anemia, hipotermia y alto grado de parasitosis.

La historia de los pingüinos rescatados

Las simpáticas aves habían sido rescatadas en playas de Pinamar y Villa Gesell por la Fundación Ecológica Pinamar y la Fundación Verdemar, que trabajan de manera cooperativa con la Fundación Mundo Marino en el rescate de fauna silvestre.

La especie, que según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se encuentra “casi amenazada”, migra entre fines de marzo y principios de abril desde la fría Patagonia hasta latitudes más cálidas, pudiendo llegar hasta Río de Janeiro.

La sociabilidad de la especie

“Estos animales poseen comportamiento gregario, por eso debemos esperar a que haya un número mínimo de recuperados para poder reinsertarlos en grupo. Pasan gran parte del tiempo en el agua, por lo que si aparecen solos en la playa es un mal síntoma.

Podría interesarte también !!!  Fueron 50 las réplicas del sismo de San Juan

El estado vulnerable de los pingüinos

Es importante tener en cuenta que estos animales absorben el agua a través del alimento que ingieren, por lo que frente a la escasez del mismo, sobreviene un cuadro de deshidratación y de debilitamiento de su sistema inmunológico.

Esto los vuelve más vulnerables a cualquier tipo de patología y los hace salir famélicos a las costas con cuadros de hipotermia o hipertermia, dado que no pueden regular correctamente su temperatura. Al ingresar al centro de rescate, la primera medida para asistir a estos animales debe ser la hidratación:

“Les suministramos agua con vitaminas, proteínas y azúcares. Una vez que recuperan el nivel adecuado de hidratación, se les da una fórmula con agua y pescado licuado. El siguiente paso, si lo toleran, es ofrecerles pescado en trozos y, finalmente, pescado entero”, explica Ignacio Peña, médico veterinario de la Fundación Mundo Marino.