Los cinco curas mártires palotinos asesinados durante la dictadura cívico militar fueron recordados con una misa

Homenaje a los cinco curas mártires

Los cinco curas mártires palotinos asesinados durante la dictadura cívico militar fueron recordados con una misa convocada desde la agrupación Palotinos por la Memoria, la Verdad y la Justicia, al cumplirse 45 años de la denominada Masacre de San Patricio.

“El mensaje cristiano así como trae grandes alegrías, está marcado por la cruz” dijo durante la homilía el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza, en la misa celebrada bajo el lema “Formaron un solo cuerpo en Cristo y por la Verdad”.

Los curas asesinados por la dictadura militar

El oficio religioso realizado en la parroquia San Patricio (ubicada en Estomba y Echeverría, en el barrio porteño de Belgrano) recordó a los cinco mártires palotinos asesinados por el terrorismo de Estado el 4 de julio de 1976: Alfie Kelly, Alfredo Leaden, Pedro Dufau, Emilio Barletti y Salvador Barbeito.

Asistieron representantes de diversos sectores, entre ellos el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves.

Monseñor Scunza contó su propia experiencia en esos años cuando era responsable de la Juventud de la Vicaría Centro, y estaba en contacto con varios de los asesinados.

“En estas fecha a uno se le revuelve todo el fondo de sí mismo”, reveló, y recordó que “un compañero de ordenación sacerdotal desapareció el mismo día que cumplíamos cinco años de ordenación”.

También consideró que “sorprende que estemos diciendo que uno vaya a celebrar cosas no celebrables”, pero entonces remarcó que la etimología de la palabra celebrar refiere a “hacer célebre algo”.

Memoria y justicia

El religioso subrayó que “lo nuestro no es solamente hacer memoria” y pidió la intercesión desde el cielo de los mártires palotinos.

Aquella masacre constituyó el hecho de sangre más grande que sufrió la Iglesia argentina en toda su historia y aún permanece impune.

La causa judicial todavía no mostró avances concretos, al igual que la iniciativa canónica que busca llevar a los cinco sacerdotes a los altares como mártires.

Sobre la pesquisa judicial, el expediente pasó por varias etapas y fue reabierto en 2013 en el marco de la megacausa ESMA, que investiga los crímenes de lesa humanidad cometidos por represores en ese centro clandestino de detención.

En 2016, la congregación palotina se sumó como querellante.

El sábado por la noche, como homenaje a los curas asesinados, se realizó una vigilia que fue transmitida por la cuenta Palotinos 4 de Julio de Facebook e Instagram.

La masacre de San Patricio integra la lista de asesinatos de religiosos por parte del terrorismo de Estado, una nómina que también conforman los obispos de La Rioja Enrique Angelelli, y de San Nicolás Carlos Ponce de León; el padre Carlos Mugica y los sacerdotes conocidos como “mártires de El Chamical”, todos ellos comprometidos con los sectores más pobres.