Lenín Moreno, jefe de Estado de Ecuador, confirmó la muerte de los periodistas del diario El Comercio capturados hace casi 20 días."Con profundo pesar lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido", dijo en rueda de prensa,

Lenín Moreno confirma la muerte de los periodistas secuestrados en la frontera con Colombia

Lenín Moreno, jefe de Estado de Ecuador, confirmó la muerte de los periodistas del diario El Comercio capturados hace casi 20 días.”Con profundo pesar lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido”, dijo en rueda de prensa, y añadió: “No hemos recibido pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”.

El mandatario solicitó ayuda a la Iglesia Católica y organismos internacionales como la Cruz Roja para hallar y repatriar los cuerpos de los secuestrados. “Hemos tomado contacto con organismos de cooperación internacional para realizar las acciones necesarias con el objetivo de que este hecho no quede en la impunidad“, sostuvo. “Estamos unidos por la paz”, añadió.

Las palabras del mandatario llegaron luego que el canal colombiano RCN informara que recibió fotografías en las que se observan los cuerpos que presuntamente corresponderían a los trabajadores de prensa, lo que motivó el ultimátum de Moreno.

Javier Ortega, de 32 años, Paúl Rivas, de 45, y Efraín Segarra, de 60, fueron capturados en Mataje, provincia de Esmeraldas, el 26 de marzo pasado. Esta región se ubica en la frontera con Colombia, motivo por el cual se presume que la acción fue realizada por el Frente Oliver Sinisterra, un grupo disidente de las FARC que retomó la lucha armada y está liderado por un hombre conocido como “Guacho”.

Podría interesarte también !!!  OMS: dos millones de muertos si el mundo no toma acciones colectivas

Para Moreno, los secuestradores “nunca tuvieron la voluntad de entregarlos sanos y salvos”. Asimismo, anunció que el cabecilla del grupo fue incluido en la lista de los más buscados con una recompensa de 100.000 dólares a quien brinde información sobre su paradero.