El Equipo de los curas villeros y Sacerdotes de Villas de Emergencia de la Ciudad de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires, integrado entre otros por el padre José María "Pepe" Di Paola y el obispo Gustavo Carrara, difundieron un documento en el que reclamaron que "la sociedad proteja al más débil" y advirtieron que en la discusión del aborto se toma "a los pobres como justificativo".

Los curas villeros difundieron un documento en el que reclamaron que “la sociedad proteja al más débil”

El Equipo de los curas villeros y Sacerdotes de Villas de Emergencia de la Ciudad de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires, integrado entre otros por el padre José María “Pepe” Di Paola y el obispo Gustavo Carrara, difundieron un documento en el que reclamaron que “la sociedad proteja al más débil” y advirtieron que en la discusión del aborto se toma “a los pobres como justificativo”.

Los curas apuntaron al oficialismo por haber “propuesto el debate acerca de la despenalización del aborto”, un tema que “no estaba en su plataforma electoral”.

“El Ejecutivo anterior no sólo no propició este debate, sino que incluyó a las mujeres embarazadas en la Asignación Universal por Hijo. Eso es un gesto concreto de una política pública a favor de la vida”, enfatizaron, al hacer una comparación con la administración de la ex presidenta Cristina Kirchner.

Además, cuestionaron que se utilice a la “pobreza” como uno de los “justificativos” para alentar la despenalización del aborto y, en ese sentido, señalaron que “se habla de la tasa de mortalidad por aborto de las mujeres de los barrios más pobres”.

“Lo primero que hay que hacer en nuestros barrios es luchar contra la pobreza con firme determinación y en esto el Estado tiene las mejores herramientas. Con casi un 30 por ciento de pobres -detrás de los cuales hay rostros e historias- hay discusiones que debieran priorizarse”, remarcaron.

En el documento, también señalaron que en los “países poderosos y desarrollados”, donde “en muchos de ellos está legislado el aborto”, se “descarta así a los niños que van a nacer con Síndrome de Down”.

“¡Cuánto nos enseñan estos niños a los que tenemos atrofiada la capacidad de amar!”, destacaron los curas villeros.

A la vez, llamaron a respaldar “la vida como viene, sin grises, especialmente la vida amenazada en cualquiera de sus formas”.

Notinac