Macri encabezó una conferencia de prensa en el Salón de Pueblos Originarios de la Casa Rosada, tras una reunión de Gabinete, donde afirmó que "los votos que no nos acompañaron

“Los votos no nos acompañaron” Macri

Macri encabezó una conferencia de prensa en el Salón de Pueblos Originarios de la Casa Rosada, tras una reunión de Gabinete, donde afirmó que “los votos que no nos acompañaron representan bronca acumulada del proceso duro económico que tuvimos que recorrer, por la herencia que recibimos que era muy difícil”.

“La elección de octubre va a ser una buena oportunidad para demostrar que el cambio sigue, vamos a revertir la elección”, sentenció el jefe de Estado.

El efecto de la devaluación según Macri

También reconoció que por la fuerte devaluación “hoy estamos más pobres que antes de las PASO”. En este sentido, dijo que instruyó “al equipo económico para que preparen las medidas necesarias para cuidar a los argentinos”.

Además, aseguró que “la alternativa kirchnerista no tiene confianza en el mundo” y remarcó que el propio Frente de Todos debería “hacer autocrítica y resolverlo”. “El mundo económico no confía en el kirchnerismo”, enfatizó.

Lunes Negro para Macri

Cayo la bolsa, se desvalorizaron las acciones, el dolar se disparó por encima de los 60 pesos (luego bajo hasta los 54 pesos en el cierre), las variables financieras con índices negativos. Un verdadero lunes caótico y negro para el gobierno como consecuencia de la derrota electoral en la PASO de este domingo.

En el mercado local, el índice Merval (Mercado de Valores)  se hundió casi 34%, liderado por acciones del sector financiero y energía. Incluso algunas acciones cayeron hasta un 40 por ciento.

Los papeles de Loma Negra llegaron a caer más del 67%, aunque recortaban la caída a 57%. Además, Edenor se desplomó 56,3%; Central Puerto, 54,2%; Galicia, 53,6%; BBVA, 53,2%; y Pampa Energía 51,7%. Además, las acciones argentinas en Wall Street se derrumban hasta 57%.

Los bonos, por su parte, bajan hasta 17% mientras, el riesgo país sube 45 puntos y alcanza los 904. Otro tanto ocurre con los seguros contra default que se dispararon de manera irrefrenable mientras los contratos de dólar futuro se negocian por encima de los 72 pesos por billete verde.