operativo policial para evitar desmanes de los jóvenes que salen de boliches

Mar del Plata: operativo policial a la salida de boliches

Las peleas y disturbios de mayor magnitud que suelen producirse en la madrugada marplatense por parte de jóvenes que salen de boliches obligaron esta temporada a la policía a diseñar un operativo de control que a ojos de extraños resulta imponente, casi de corte militar.

Las madrugadas de sábados, domingos y lunes el despliegue ordenado por el Ministerio de Seguridad de la Provincia, y que se replica en escala en otras localidades balnearias, como Pinamar y Villa Gesell pueden verse decenas de vehículos y personal de a pie.

Las brigadas de la bonaerense

En las últimas horas se conocieron imágenes, tanto videos como fotografías, de los procedimientos y dan una idea “militarizada” de la bella costa marplatense.

“A esto se llega por las actuales conductas juveniles, porque parece que la diversión para muchos, no para todos, pasa por salir, emborracharse y romper lo que tenga enfrente, puede ser una vidriera o puede ser otra persona”, explicó una alta fuente policial de la provincia de Buenos Aires.

El principal foco de conflicto en la nocturnidad en Mar del Plata es la zona de Playa Grande, donde se concentra la mayor cantidad de boliches.

Podría interesarte también !!!  CABA: detectan 15 positivos de alcoholemia por día

Operativos en boliches bailables

Por ello es que los operativos en jurisdicción de la comisaría Novena son lo más amplios y como puede apreciarse en los videos, la policía “barre” la madrugada desde esa zona casi hasta Playa Varese.

Este blindaje es encabezado mayoritariamente por personal de la UTOI (Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas) y suma motociclcetas bitripuladas, camión de comunicación con cámaras, torre de observación y filmación, caso 30 móviles y 200 policías.

“Parece mucho pero cuando hay que cubrir las tres calles internas del complejo Playa Grande, el Parque San Martín, la rotonda del Golf y las salidas hacia Alem, no es tanto”, indicó la fuente consultada.

Aunque los problemas más graves son las peleas y el objetivo inicial de estos operativos es disuadirlas, surgen numerosas conductas que pasan de simpáticas a riesgosas en pocos segundos.

“Tenemos que cuidar que los jóvenes que salen borrachos no se deslicen por las barrancas de Playa Chica, por ejemplo, porque creen que lo hacen para divertirse y se pueden matar. Entonces hay personal policial ahí apostado también. Otros van recuperando las botellas que muchos esconden en arbustos para seguir tomando”, señaló.

Vale recordar que todos los veranos hay escenas de violencia, peleas y confrontación por la alta concurrencia a los boliches y también porque la interacción se torna conflictiva si hay alcohol de por medio.

Podría interesarte también !!!  CABA: detectan 15 positivos de alcoholemia por día

La costa de Mar del Plata invita a muchos grupos de jóvenes a reunirse incluso sin ingresar a boliches y algunos no entienden la madrugada sin peleas.

Necesitamos Tu Calificación !!!