El domingo 3 de Noviembre,  a las 20 nació una hembra de cóndor en el Ecoparque porteño, el ex Zoológico del barrio de Palermo

Nacen dos Cóndores Andinos en el Ecoparque

El domingo 3 de Noviembre,  a las 20 nació una hembra de cóndor en el Ecoparque porteño, el ex Zoológico del barrio de Palermo. Tehiel pesó 182,8 gramos. Un día después, el lunes por la mañana, nació otra, Maün, que significa lluvia, y pesó 201,7 gramos.

Cóndor Andino

Los nuevos pichones se suman al Programa de Conservación del Cóndor Andino. Son hijas de una pareja reproductora de la Fundación Temaikèn y nacieron en el Ecoparque. Van a ser criados allí, aislados del contacto humano, y luego, cuando estén listos, harán sus primeros vuelos en la bioestación Pailemán. Finalmente serán liberados.

Las pichonas reciben asistencia del personal técnico del ecoparque para romper el huevo, imitando la forma en que sus padres lo hacen en su ambiente natural. Durante un año, aproximadamente, los cóndores vivirán en aislamiento humano para que sean improntados, aunque permanecerán en el Ecoparque hasta su liberación. Mientras tanto, se los alimentará mediante la asistencia de títeres con forma de cóndor que simulan ser sus padres.

La amenaza de extinción

Estos nacimientos, devuelve la esperanza a los conservacionistas que trabajan por la recuperación de la especie, que está amenazada de extinción, ya que durante muchos años se lo consideró, erróneamente, una amenaza para el ganado, pero es un ave carroñera, es decir, no ataca animales vivos. También es blanco de la caza ilegal. Pero últimamente los destructores del cóndor son otros: los agrotóxicos son la explicación del hallazgo de decenas de cóndores muertos en los últimos dos o tres años.

El ave más grande del mundo

El cóndor andino (Vultur gryphus) es el ave voladora más grande del mundo: mide 1,20 metro de altura y 3 metros de envergadura alar, llegando a pesar hasta 12 kilos. Los machos poseen cresta y el iris de color café, en cambio las hembras no poseen cresta y el iris es de color rojo (en su madurez sexual). Es un ave longeva, que llega a vivir más de 70 años y posee una baja mortalidad, lenta maduración sexual, crianza de pichones alternada en años y un extenso período de cuidado parental.

Actualmente la especie está listada en CITES (Convención Internacional para el Tráfico de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) en el Apéndice I, que es el nivel más alto de amenaza reconocido, declarado en peligro de extinción por la USFWS (Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, por sus siglas en inglés).