Unos 25 cadáveres llegan cada día a las isla de Hart desde que empezó la pandemia y  emergencia sanitaria que azota al estado de Nueva York, donde más de 700 personas mueren cada 24 horas en todo el Estado.

Nueva York entierra en fosas comunes a los muertos por la pandemia

Unos 25 cadáveres llegan cada día a las isla de Hart desde que empezó la pandemia y  emergencia sanitaria que azota al estado de Nueva York, donde más de 700 personas mueren cada 24 horas en todo el Estado.

Por lo general, unos 25 cuerpos son enterrados cada semana por presos de bajos ingresos que trabajan en la isla, que se encuentra frente a la costa este del distrito de Bronx de la ciudad y solo se puede acceder en barco. Ese número comenzó a aumentar en marzo a medida que el nuevo coronavirus se propagó rápidamente, convirtiendo a Nueva York en el epicentro de la pandemia mundial.

Hay alrededor de dos docenas de cuerpos al día, cinco días a la semana enterrados en la isla, dijo Jason Kersten, portavoz del Departamento de Corrección, que supervisa los entierros.

Enterramientos masivos y a contrarreloj

La isla de Hart, considerada el mayor cementerio del país, está recibiendo los féretros de los fallecidos por coronavirus que nadie reclama o que pertenecen a familias que no pueden permitirse los gastos funerarios.

El plan de crear una fosa común se ha puesto en marcha después de que se hayan desbordado las morgues del estado de Nueva York. Según las autoridades locales, se están abriendo dos trincheras más por si fueran necesarias ante la avalancha de muertes que sufre la ciudad.

Podría interesarte también !!!  Brasil: Lula será candidato presidencial 2022

En condiciones normales, unos 25 cuerpos a la semana son enterrados en este cementerio público de Hart Island, pero desde que empezó la emergencia del coronavirus, los entierros ya no se hacen un día a la semana sino cinco y llegan alrededor de 24 cadáveres al día.

Zanjas “para diez ataúdes en línea”

“Se excavarán zanjas para diez ataúdes en línea” de forma “digna, ordenada y temporal”, según afirmó el concejal Adam Levine y confirmó el alcalde Bill de Blasio.

Antes del entierro, los muertos son envueltos en bolsas para cadáveres y colocados dentro de ataúdes de pino. El nombre del difunto está escrito en letras grandes en cada ataúd, lo que ayuda si un cuerpo necesita ser desenterrado más tarde. Están enterrados en trincheras largas y estrechas excavadas por máquinas excavadoras.

“Agregaron dos trincheras nuevas en caso de que las necesitemos ,  para ayudar con el aumento, y en medio de un brote de la enfermedad respiratoria COVID-19 causada por el virus en la cárcel principal de la ciudad, se contrataron trabajadores contratados, dijo Kersten.

“Si necesitamos hacer entierros temporales para capear la crisis y después trabajar con cada familia para que tengan sus arreglos apropiados, tendremos la capacidad de hacerlo”, explicó el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio.

Podría interesarte también !!!  Brasil: Lula será candidato presidencial 2022

Más de un millón de entierros anónimos desde 1869

Desde 1869, más de un millón de hombres, mujeres y niños sin recursos o familia han sido enterrados de forma anónima en la isla de Hart,

Otra isla al sur de Hart, la isla de Randall en el East River, se está utilizando como estacionamiento para docenas de camiones refrigerados vacíos entre despliegues fuera de los hospitales de la ciudad.

El jueves, dos camiones que contenían cuerpos que habían sido estacionados afuera de un hospital fueron trasladados temporalmente al depósito de la isla, en el estacionamiento de un estadio, para dar paso a la entrega de oxígeno y otros suministros en el hospital.