Paró la lluvia y hay alivio en localidades correntinas

En el centro-sur de la provincia y localidades vecinas a Corrientes dejó de llover. Si bien eso no revierte la situación de muchas familias afectadas por el agua, sí es un gran alivio.

En Goya, donde llovieron 265 mm en 48 horas y 420 mm entre el 1 y el 10 de mayo, las precipitaciones provocaron inconvenientes en la zona rural en general, donde todavía hay lagunas desbordadas y caminos vecinales cubiertos de agua, según el relevamiento de técnicos del Instituto Provincial del Tabaco (IPT).

En la ciudad, las lluvias afectaron a los barrios San Ramón, Esperanza, Scofano, Villa Vital, Alberdi, Independencia, Resurrección, Chacal, Sarmiento, Francisco I, Santa Catalina, Arco Iris y Devoto.
En Curuzú Cuatiá, la Municipalidad informó que “el agua se escurrió rápidamente” en los lugares más críticos y “muchos de los vecinos que estaban evacuados en la vieja estación decidieron volver a sus casas”.
“Solo queda un grupo pequeño de evacuados allí, que son asistidos con pañales, colchones y frazadas”, detalló el Municipio, adonde ya llegó la asistencia enviada por la Provincia.
En Santa Lucía, el río se mantiene estable y mejora la situación en los barrios, señala un comunicado oficial. La Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Dirección de Bromatología informaron que hubo un buen escurrimiento en las zonas anegadas por las lluvias y que el Santa Lucía dejó de crecer: se mantiene estable en 3,29 metros.
“La situación está controlada en la zona ribereña pero estaremos atentos”, manifestaron desde el Municipio, que continúa con la asistencia de las 11 familias evacuadas en el CIC, la capilla San Judas y el barrio La Estancia, y unas 5 familias autoevacuadas.
En Perugorría, la ruta provincial 23, que une esa localidad con Sauce, se encuentra cortada a la altura del arroyo María Grande. Aseguran que el agua cubrió el camino en una altura de un metro.
En toda la región afectada por las lluvias habrá buen tiempo al menos hasta el lunes. El Servicio Meteorológico prevé para Curuzú Cuatiá y Goya para este sábado probabilidad de neblinas y bancos de niebla; cielo algo nublado; vientos leves del sector este.

Ayuda de la Provincia

Este viernes, el gobernador Gustavo Valdés recibió un informe de la situación en las zonas afectadas por las lluvias. Eulogio Márquez, director de Defensa Civil, detalló que en Goya se evacuó a 7 familias y el mismo número en Bella Vista y Santa Lucía. En Lavalle y Mercedes fueron 8 y 9, respectivamente. La localidad más afectada fue Perugorría, donde 16 familias debieron abandonar temporalmente sus hogares. En total, son 205 personas evacuadas pertenecientes a 54 familias.
En tanto, el secretario de Desarrollo Humano de la Provincia, Diógenes González, dijo que en la mañana de este viernes se entregaron alimentos, agua potable, calzados y otros elementos a los damnificados, en un trabajo del que participa el Ministerio de Salud, que controla la situación sanitaria.
“Nuestro primer trabajo consiste en la asistencia alimentaria y la provisión de indumentaria. Por experiencia, sabemos que los más afectados son personas que tienen trabajos informales, que el día que no pueden trabajar no tienen sustento. Por ello vamos con una asistencia directa”, explicó el funcionario del Ministerio de Desarrollo Social.
Cuando baja el agua, los objetivos cambian. “Nos abocamos al tejido productivo. Vemos si han tenido dificultades con huertas, perforaciones, que hacen sobre todo a los pobladores rurales; y en sectores urbanos asistiendo en la mejora habitacional”, amplió.

Ayuda de la Nación

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación despachó diversas partidas de alimentos, agua potable, colchones, sábanas, frazadas, botas, pañales, chapas y rollos de nailon a las localidades de Entre Ríos y Corrientes comprometidas por las intensas precipitaciones.
Los suministros fueron destinados a los municipios entrerrianos de Gualeguay, Maciá, Gobernador Mansilla, San Jaime de la Frontera, Villa del Rosario, Lucas Sud, Federal, Los Conquistadores, La Paz, Villa Alcaraz y Concordia.
La asistencia llegó también a la ciudad correntina de Sauce, en el sur de la provincia, donde alrededor de 150 personas permanecen evacuadas a causa de la lluvia y la crecida de arroyos.

Diario Republica