Sobre el nivel de producción que deberá haber en una posible vacuna contra el COVID-19, el médica infectólogo afirmó: "Es muy bueno que haya tanta oferta para participar de una fase 3 de una vacuna

“Producir la vacuna contra el COVID-19 significaría tener autonomía”

Sobre el nivel de producción que deberá haber en una posible vacuna contra el COVID-19, el médica infectólogo afirmó: “Es muy bueno que haya tanta oferta para participar de una fase 3 de una vacuna, como lo que pasa con la de Pfizer. El estado nacional compra 10 millones de vacunas por año por la gripe común, la producción de esta vacuna tendrá que estar en ese número”

El médico infectólogo y parte del Comité de Expertos que asesora al Presidente, Tomás Orduna, habló sobre los desarrollos sobre el anuncio de la nueva vacuna contra el COVID en el país y dijo: “Me sorprendió que fuera la vacuna de Oxford, no habíamos empezado a estudiar su fase 3. Una cosa es un comité asesorando cuestiones sanitarias, otras muy distintas son los acuerdos políticos que pueden haber”.

Los contagios son los esperados

En declaraciones al programa “Maldita Suerte”, que se emite por El Destape Radio, Orduna se refirió al aumento de contagios durante las últimas semanas: “Los casos de contagios están dentro de los números que esperábamos, dentro de este especie de meseta. Con un 30% de camas UTI ocupadas no es momento de volver para atrás, pero no hay que descuidarse. Tampoco deberíamos avanzar en nada más que genere más movimiento ni contacto entre las personas”

Podría interesarte también !!!  Europa amenazada por segunda ola de la pandemia

La conciencia de la gravedad que provoca el Coronavirus

Al referirse a una flexibilización por parte de la población: “Hay mucha gente que va tomando conciencia de la gravedad de la enfermedad. Hoy no debe haber nadie que no conozca nadie que no tenga coronavirus, muchos de ellos ya saben de fallecidos”

Por último, el especialista defendió los resultados obtenidos por la cuarentena y dijo: “Sin la cuarentena tendríamos mucho más que 5 mil fallecidos. Con el modelo de Brasil o Suecia, tendríamos entre 20 o 25 mil muertos”.